Consejos para lidiar con el acné por el uso de cubrebocas

Cuida la piel de tu rostro y evita la aparición de brotes en las mejillas, barbilla y alrededor de la boca.

112
Acné por uso de cubrebocas
Foto: Pexels

Todos sabemos que los cubrebocas juegan un papel vital para evitar la propagación de la COVID-19; sin embargo, estos también son bastante duros con la piel y pueden generar la aparición de acné alrededor de la boca, en la barbilla y mejillas. ¿Cómo lidiar con este problema común?

De acuerdo con Harry Dao, dermatólogo de la Loma Linda University Health, el “maskné” aparece ya que “los cubrebocas imponen calor, fricción y oclusión en la piel y cuando se combinan con un ambiente húmedo por respirar, hablar o sudar, esta es una receta para los brotes”.

“Los poros se obstruyen y pueden convertirse en granos o quistes de acné. Además de eso, la oclusión prolongada, el calor y el sudor pueden hacer que la piel se vuelva seca, con picazón y en carne viva”, añade Dao.

Afortunadamente, ya que el problema no es nuevo –los profesionales de la salud, que usan mascarillas, lo han experimentado desde antes de la pandemia–, la American Academy of Dermatology Association tiene algunos tips para lidiar con el acné por el uso de cubrebocas.

Limpiar el rostro

Utilizar un limpiador suave y sin fragancia en el rostro puede ayudar a combatir (y después prevenir) los brotes de acné ocasionados por el uso de cubrebocas. Además de lavarse la cara en el día y la noche, es recomendable hacerlo antes de colocarse una mascarilla y después de retirarla.

Usar crema hidratante

Usar crema hidratante, con ceramidas, ácido hialurónico o dimeticona, no solo mantendrá la piel hidratada, sino que servirá como una barrera entre el rostro y el cubrebocas, reduciendo la fricción y aparición de brotes. Lo ideal es usar este producto después de cada lavado de cara.

Omitir el maquillaje

Debajo de un cubrebocas, es probable que el maquillaje obstruya los poros y provoque brotes de acné. Por lo tanto, la recomendación es no utilizarlo mientras se lleve una mascarilla. Si es muy necesario, solo hay que aplicarlo en la frente y los ojos (que son visibles a los demás).

No usar un cubrebocas en dos ocasiones

Aunque solo se haya utilizado por 10 minutos, el cubrebocas estará sucio cuando se retire, por eso no debe volver a utilizarse. Si la mascarilla es desechable, tiene que tirarse o dejarlo ventilarse durante 72 horas antes de volver a usarlo. Si es de tela, debe lavarse perfectamente con jabón.

Descansar del cubrebocas

Si debes utilizar el cubrebocas por largas jornadas, es recomendable darle al rostro un respiro de él. Cada 4 horas hay que retirarse la mascarilla durante 15 minutos. Por su puesto, es importante estar en un lugar ventilado, con poca o nada de gente y tener las manos perfectamente limpias.

Seguir todos estos consejos, así como acudir con un especialista en casos complicados, puede evitar el sufrir del problemático “maskné”.

También te puede interesar:

3 mascarillas naturales para combatir el acné

VIBEtv