¿Qué es el mindful eating? Llévalo a la práctica con estos consejos

El Mindful eating es un método para hacerte consciente de tu alimentación y con él podrás tener una vida más saludable.

20
Mindful eating
Foto: Pexels

El mindful eating es un método de alimentación consciente y, a través de él te podrás enfocar en los alimentos que realmente le hacen bien a tu cuerpo, de este modo, tu salud mejorará considerablemente, sentirás más energía, tu nivel de concentración y productividad se optimizarán, sin dejar de lado tu físico, porque por obviedad, lucirá resplandeciente y fresco.

¿Sabías que muchos de nuestro problemas de salud se solucionarían teniendo buenos hábitos alimenticios? Con el mindful eating es posible mejorar tu calidad de vida a través de la alimentación, así que en VibeTV te compartimos cuáles son sus beneficios y cómo poner en práctica este método de bienestar.

Especificaciones del mindful eating

Esta práctica no es lo mismo que las dietas para adelgazar, se ajusta más bien a un estilo de vida, porque promueve una relación sana con la alimentación, misma que parte de poner atención total en la forma en que comemos, considerando qué alimentos ingerimos, cómo los escogemos y cocinamos para que sus efectos sean benéficos en nuestro cuerpo.

¿Cómo practicar mindful eating?

Para llevar a cabo una alimentación basada en el mindful eating es importante aprender a escuchar a nuestro cuerpo, tomar en cuenta las sensaciones y también ser intuitivo. De este modo, entenderemos cuando de verdad tenemos hambre y/o saciedad. En este estilo de vida también se conjuga la meditación y las ganas de mejorar tu salud, justo como ocurre con el mindfulness.

Para comenzar con esta forma de vida más saludable, en el proceso no debes juzgarte ni reprocharte cuando comes algo que tal vez no debías. Recuerda que debes pensar en el momento y la sensación de satisfacción que te da un alimento antes, durante y después de ingerirlo y es justo lo que irás aprendiendo conforme a la marcha. Así que te sugerimos empezar de la siguiente manera:

Paso 1: Cuando tengas sensación de hambre, cierra los ojos unos segundos mientras piensas en qué se te antojaría comer, considerando que sea rico, saludable y te de saciedad.

Paso 2: Si salieron múltiples posibilidades e incluso algunas que nunca has probado ¡aprovecha! Esta es una clara señal de que estás escuchando a tu cuerpo y, sobre todo, que estás concentrándote en lo que realmente necesitas.

Foto: Pexels

Paso 3: Una vez elegidos los alimentos, piensa en cómo los cocinarás y cuál será la cantidad perfecta para sentirte bien, es decir, cubriendo el hambre y no tan lleno.

Paso 4: Adorna el plato de manera que sea lindo a la vista y que te sientas feliz por comerlo. Recuerda que en el mindful eating las sensaciones son fundamentales, así que debes poner todos tus sentidos en alerta positiva.

Paso 5: Antes de comer, bebe un vaso de agua simple. Eso también aumentará tu concentración y abrirá los canales sensitivos, podrás oler mejor, mirar con enfoque, y sentir la textura de tus alimentos y no se diga del sabor, seguro será extraordinario.

Paso 6: Disfruta tus alimentos en un espacio apto, ya sabes, comedor o cocina ordenados y limpios. No te distraigas en nada que no sea tu comida.

Paso 7: Mastica bien y despacio, siente cada sabor y textura en tu boca. Esto también ayuda a mejorar la digestión y saciarte de forma correcta. Además aumentará tu concentración en la comida y tu organismo.

Paso 8: No esperes a llenarte totalmente, por algo debes elegir cantidades correctas, pero si pusiste de más y ya te sientes satisfecho (a), no lo termines.

Con estos pasos tu vida cambiará por completo, porque te estás dando el poder de elección que realmente te compete y lo haces en pro de tu salud. Además, la relación que tenemos con la comida es un factor clave para nuestro desarrollo personal, físico, emocional, social y mucho más. 

Te puede interesar:

¿Cómo practicar mindfulness? Un método milenario para ser más feliz

¿Qué es la ortodoxia y cómo identificarla?

VIBEtv