Pfizer y Moderna ofrecen protección contra COVID-19 por años: estudio

Todo indica que ambas vacunas son capaces de ofrecer protección durante años, según con una investigación publicada en Nature.

39
Aplicación de vacuna contra COVID-19
Foto: EFE

Según un estudio publicado en la revista científica Nature, las vacunas desarrolladas por Pfizer-BioNTech y Moderna brindan una protección más duradera contra el COVID-19, tal vez incluso por muchos años.

“Sorprendentemente, se mantuvieron altas frecuencias de células B y PB de GC de unión a S en estos LN de drenaje durante al menos doce semanas después de la inmunización de refuerzo”, recalcó la investigación realizada por 23 expertos.

Los científicos analizaron los ganglios linfáticos, que es donde se encuentran las células inmunitarias o células B y donde se fortalecen contra los virus. De acuerdo con este estudio, entre más tiempo, mayor será su capacidad para combatir el virus.

En este estudio, los investigadores analizaron a 41 personas que recibieron la vacuna Pfizer-BioNTech, 8 de las cuales habían sido infectadas con el virus de SARS-CoV-2. Se recolectaron muestras de ganglios linfáticos de 14 personas en diferentes momentos: entre 3 y 15 semanas después de su primera vacunación.

Con esto, los científicos encontraron que después de 15 semanas, la actividad de las células B era muy alta y su número, es decir, las células que luchan contra el COVID-19 no habían disminuido.

El investigador de la Universidad de Washington en St. Louis, Ali Ellebedy, quien también es uno de los científicos que dirigió el estudio, de acuerdo con la información del New York Times, quienes recalcaron que esta es una buena señal de que esta actividad continuará casi cuatro meses después de la vacunación debido a la respuesta celular general.

Se añadió que, en general las células suelen alcanzar su punto máximo una o dos semanas después de recibir la inoculación y posteriormente, comienzan a disminuir pasado ese tiempo.

Esto significa que estas vacunas protegerán a las personas durante muchos años después de la aplicación, sin necesidad de refuerzos.

Ellebedy señaló que su investigación sólo se centró en las vacunas Pfizer y Moderna hechas de ARN mensajero, en lugar de las vacunas producidas por otros métodos (como Johnson & Johnson), pero dijo que la respuesta inmune de esta vacuna es menos duradera.

También te puede interesar:

AstraZeneca plantea aplicar tercera dosis de vacuna contra COVID-19

Un estadio ovaciona de pie a Sarah Gilbert, diseñadora de la vacuna contra COVID-19

VIBEtv