¿Cómo se manifiestan las emociones a través de nuestro cuerpo?

Al menos 13 emociones están relacionadas con la activación de alguna parte del cuerpo.

67
Mujer con dolor en el cuello
Foto: Pexels

Si alguna vez has estado tan nervioso que las manos te comenzaron a sudar, entonces, de cierta manera, ya sabes que las emociones se manifiestan a través del cuerpo. Para entenderlo mejor, solamente hace falta que conozcas el mapeo emocional que crearon los científicos.

De la misma forma que la ansiedad o la depresión pueden ocasionar síntomas físicos, las emociones pueden “sentirse” como si se estuvieran acumulando en una o más partes del cuerpo. Así lo demostró un estudio científico de 2014, llamado Body Maps of emotions.

Tras cinco experimentos, en los que participaron 701 personas, Lauri Nummenmaa, Enrico Glerean, Riitta Hari y Jari K. Hietanen, autores del estudio, llegaron a la conclusión que las emociones influyen en el cuerpo de manera constante, aunque cada una de diferente forma.

Según las conclusiones, 13 emociones se manifiestan de esta manera en el cuerpo:

  • Ira: Activa la mitad superior del cuerpo y los brazos; también las piernas y los pies un poco.
  • Felicidad: Todo el cuerpo se siente activado.
  • Miedo: Activa la mitad superior del cuerpo, excluyendo los brazos. También hay cierta aceleración en los pies.
  • Asco: Se siente activa la mitad superior del cuerpo y los brazos.
  • Tristeza: Hay sensación en el pecho y la cabeza, pero es mucho mayor la inactividad en los brazos, piernas y pies.
  • Sorpresa: El pecho y la cabeza se sienten con actividad, pero ocurre lo contrario en las piernas.
  • Ansiedad: Aumenta la activación por encima de la pelvis, excluyendo los brazos, los cuales, junto con las piernas y los pies, presentan menos actividad.
  • Amor: Esta emoción se siente por todo el cuerpo, aunque en menos cantidad en las piernas.
  • Depresión: Un sentimiento que disminuye la actividad de todo el cuerpo.
  • Desprecio: Una emoción que se siente en la cabeza y las manos; pero disminuye la activación en la pelvis y las piernas.
  • Orgullo: Activa el torso, la cabeza y los brazos.
  • Vergüenza: Incrementa la actividad en el torso y la cabeza; ocurre lo contrario en los brazos, piernas y pies.
  • Envidia: Produce activación en el pecho y la cabeza, pero lo contrario en las piernas.

Los autores señalan que, medidos fisiológicamente, la mayoría de los sentimientos solo causan un cambio menor en la frecuencia cardíaca o la temperatura de la piel; el torso no se calienta literalmente con la sorpresa.

En cambio, los resultados probablemente revelen percepciones subjetivas sobre el impacto de los estados mentales en el cuerpo, una combinación de reacciones musculares y viscerales y respuestas del sistema nervioso que no se puede diferenciar fácilmente.

Como puedes ver, las emociones sí son capaces de ocasionar que el cuerpo sude, el corazón se acelere y los pies hormigueen.

También te puede interesar:

Hábitos que te ayudarán a tener una buena salud mental

Hablemos de la normalización de los celos

VIBEtv