COVID-19 puede sobrevivir hasta un día en aire de invierno

Los especialistas creen que esto no necesariamente implica un aumento de casos.

62
COVID-19 puede sobrevivir hasta un día en aire de invierno
EFE

El virus que provoca el COVID-19 podría sobrevivir hasta un día en el aire de invierno debido a la reducción de la radiación solar que se registra en esta época del año, afirmó investigadores de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena (Vetmeduni).

Lo anterior vendría a confirmar la advertencia que lanzaron las autoridades sanitarias mundiales respecto a que, durante en invierno, se podrían registrar más casos de COVID-19, y la permanencia del virus en el aire podría ser una de las razones.

Te puede interesar: ¿México no comprará vacuna de Pfizer? Esto dice López-Gatell

El trabajo se publicó este lunes y afirma que el COVID-19 sobrevive hasta 24 horas en el aire de invierno, luego de que los académicos analizaron varias bases de datos y estudiaron los efectos de la radiación en el SARS-CoV 2.

Los investigadores explicaron a la agencia EFE que el efecto de la radiación ultravioleta y su efecto en la permanencia del COVID-19 en el aire ha sido estudiado desde que se declaró la pandemia.

En el trabajo se explica que, si bien la radiación ultravioleta no es suficiente para desactivar al virus, hay registro de que en zonas calurosas, durante el verano, las diferentes cepas de coronavirus pueden contenerse.

Las conclusiones se obtuvieron tras analizar los datos de satélite sobre la cantidad de radiación ultravioleta que llega a la Tierra y al observar ejemplos como el Sao Paulo, en donde “sólo una diezmilésima parte de todos los coronavirus sobrevive cada día al aire libre”.

El investigador principal, Alois Schmalwieser, explicó que si bien la radiación solar no mata al virus (se necesitan temperaturas de 60º C a 70º C para ello), los rayos ultravioleta sí pueden facilitar o no su propagación al tener menos luz solar y perder parte del efecto desinfectante de este fenómeno.

“En países como Portugal o España la diferencia no será tan grande como en Viena, donde tenemos cielos cubiertos de nubes desde noviembre hasta febrero”, explicó Schmalwieser sobre la permanencia del COVID-19 en el aire de invierno.

Pese a ello, y a que el pronóstico de las autoridades es que durante las siguientes semanas los casos de COVID-19 aumenten, el especialista confío en que se podrían reducir los contagios ya que, al hacer frío, la gente deja de salir.

También te puede interesar:

Desde 2019 hay posible presencia de COVID-19 en Italia: estudio

VIBEtv