Enfermedades cardiacas en perros: ¿cómo identificarlas?

Hay que tener mucho cuidado porque algunas son asintomáticas permitiendo que su avance sea lento

45
Enfermedades cardicas en perros
Pixabay

Quien tiene perros en casa, sabe que su esperanza de vida oscila entre los 10 y 16 años; claro que la determinación de este tiempo depende mucho del tipo de raza, alimentación, estilo de vida, cuidado de su salud y prevención de enfermedades. Lamentablemente, al igual que los humanos, estos animales de compañía también están propensos a sufrir patologías degenerativas del corazón.

Un ejemplo es la Insuficiencia Cardiaca Congestiva (ICC), que llega a poner en riesgo la salud de tus perros, sobre todo si se encuentra en una edad avanzada, que es a partir de los 7 años. A esto le sumamos factores como la genética, casta, falta de ejercicio y tallas predispuestas.

“Esta enfermedad provoca que el corazón sea incapaz de bombear la sangre necesaria a todo su cuerpo en un ritmo óptimo y, por ende, detona la presencia de diferentes problemas como dificultad para respirar, cansancio, arritmias, desmayos, tos frecuente, soplos cardíacos y hasta la muerte”, asegura Felipe Bedoya, médico veterinario y gerente técnico de Boehringer Ingelheim Animal Health México.

Consultas regulares para tus perros

El experto explica que hay otras patologías relacionadas directamente con la ICC que también ponen en peligro la vida de los perros, entre las más comunes están la Cardiomiopatía Dilatada (CMD) y la Enfermedad de la Válvula de Mitral (EVM).

Esta última se presenta en todas las razas, incluso las cruzadas, aunque es más común en los perros pequeños y medianos que se ubican entre los 4 y 5 años, como Cavalier King Charles Spaniel, Chihuahua, Fox y Boston Terrier, Poodle y Schnauzer miniatura.

En el caso de la CMD, que principalmente pone en riesgo al músculo cardíaco de los perros grandes, se caracteriza por dos fases: la clínica corta, cuando se nota su mal estado y la preclínica larga y silenciosa, donde parece que cuenta con buena salud. En este grupo propenso encontramos a los Doberman, Cocker y Springer Spaniel, Boxer, Setter Irlandés, Pastor Alemán, Gran Danés, San Bernardo y Lobero Irlandés.

Por eso es importante llevar a nuestros perros a sus consultas periódicas con el veterinario, porque las dos últimas patologías que mencionamos son asintomáticas en su primera etapa de desarrollo, además de que progresan lentamente. Así que una visita rutinaria con el especialista es fundamental para la prevención.

Asimismo, el veterinario y gerente técnico de Boehringer Ingelheim Animal Health México, resalta que la ICC en perros es un padecimiento que, si se detecta a tiempo, se puede prolongar sus años de vida con un tratamiento adecuado y las atenciones necesarias.

Recuerda que es necesario mantener a tus perros en observación, si detectas cualquier cambio en su organismo o actitud, inmediatamente deben acudir con el veterinario ante cualquier o varias señales.

VIBEtv