¿Fanático de las listas de tareas pendientes? Prueba la “regla de los 60 segundos”

Sí, es muy fácil procrastinar, especialmente para tareas domésticas y administrativas.

21
Lista de tareas
Foto: Pexels

¿Eres un gran fanático de las listas de tareas pendientes? ¿Resaltar tus tareas completadas es un placer diario para ti? Felicitaciones, eres parte del grupo organizado y, sin embargo, a pesar de tu gran voluntad, postergas las pequeñas tareas. He aquí una regla que probablemente podría ayudarte. Te lo explicamos.

60 segundos para completar todas tus tareas

Después de un largo día de trabajo, todavía tienes platos esperándote, pero tu cama te está mirando y acabas cayendo en la trampa. Como resultado, has terminado una temporada de tu serie favorita, pero a la vez, la ropa sucia se está acumulando y las casillas de verificación de tus listas de tareas pendientes aún están vacías. ¡Te entendemos completamente!

Sí, es muy fácil procrastinar, especialmente para tareas domésticas y administrativas. No obstante, hay una regla de oro para ayudarte a detener esto. La regla de 1 minuto, desarrollada por Gretchen Rubin, autora de varios libros sobre la felicidad. 

No te vamos a hacer esperar más. Esta técnica consiste en realizar inmediatamente todas las acciones que se pueden realizar en 60 segundos. ¿Te parece imposible? Bueno, piénsalo de nuevo, hay tareas de las que puedes deshacerte en un minuto.

Por ejemplo, en lugar de apilar los platos en el fregadero, tan pronto como termines de comer, lava los platos. Del mismo modo, cuando te llegue el correo, ábrelo directamente, esto evitará que lo olvides y lo guardes en tu cajón de cartas.

Por supuesto, esta regla también puede aplicarse en tu vida social y profesional. En el trabajo, cuando recibas un correo electrónico, trata de responder de inmediato, al menos si crees que te llevará 60 segundos.

No te dejes engañar por el mandato de productividad

Gracias a este método, finalmente puedes dejar de postergar las tareas cotidianas. Sin embargo, ten cuidado de no caer en el mandato de la productividad. 

No tienes que ser productivo todos los días, a cada hora. Si no escuchas a tu cuerpo, te quedarás sin energía y sin ella no podrás lograr nada. Así que tómate el tiempo para respirar y disfrutar sin hacer nada. Sobre todo, no te sientas culpable por tomarte un tiempo para ti. 

Te aconsejamos, por ejemplo, aplicando la regla de un minuto, que distribuyas tus tareas a lo largo del día, o incluso a lo largo de la semana. Así, cada vez que realices una acción estarás orgulloso de ella, porque todo estará organizado. Incluso tendrás tiempo para practicar actividades que te gusten.

¿Cuáles son tus técnicas para dejar de procrastinar sin sentirte culpable?

También te puede interesar:

Cómo evitar la procrastinación y mejorar tu productividad

Pensamiento positivo antes de ir a dormir: el poder de la mente en el descanso

VIBEtv