5 consejos para evitar el bajón de la tarde; ¡no más cansancio!

Para evitar que este bajón de la tarde te alcance, es necesario llevar a cabo algunos consejos.

26
Bajón por las tardes
Foto: Pexels

¿Cuántas veces no has sentido un bajón repentino por la tarde? Ya sea que se deba por la digestión o por la simple razón de que tu cansancio mental ha llegado al punto límite de su concentración. No obstante, para aquellos que trabajan, la tarde es el momento más fuerte en su horario laboral. 

Para evitar que este bajón de la tarde te alcance, es necesario llevar a cabo algunos consejos que te serán de gran ayuda de ahora en adelante, y con los que podrás mejorar tu rendimiento a esas horas en las que los niveles de productividad se encuentran bajos. 

5 tips para decirle adiós al bajón de la tarde

  • Tómate un descanso para reorganizar 

Por la mañana, cuando empiezas tu día lleno de energía, tienes las ideas claras y sabes exactamente lo que tienes que hacer. Sin embargo, al llegar a primera hora de la tarde, el mapa mental de tus tareas del día es mucho más borroso. Entonces tiendes a ir por todos lados y te distraes. 

Por lo tanto, la mejor solución es tomar un breve descanso para volver a organizarte. Puedes sentarte y rebobinar las tareas que has cumplido hasta ese momento, aquellas que te faltan por completar antes de terminar el día. Esto no te tomará más de 10 minutos y hará que finalices tu jornada con más serenidad y motivación. 

  • Establece un ritual

A menudo lo olvidamos porque lo consideramos como la continuación lógica del día. Sin embargo, la tarde es un momento especial. Una etapa del día para la que es normal necesitar prepararse. Establecer un ritual podría ayudarte a entrar en él de manera más efectiva.

Tampoco es necesario que sea una ceremonia. ¡Algunos gestos son suficientes! Por ejemplo, puedes tomar una taza de café mientras escuchas tu música favorita. Esto energiza tu cuerpo y mente, y te hará saber que es hora de ponerse en marcha.

  • Merienda al finalizar la tarde

No, las meriendas no son sólo para niños. Alrededor de las 16:00 horas, es normal que el cuerpo se sienta un poco flojo: ha estado trabajando durante muchas horas. ¡Que no te hayas movido de tu escritorio no significa que no hayas consumido energía!

En reposo, se estima que pensar consume casi el 20% de la energía total del cuerpo, lo que convierte al cerebro en el órgano que más combustible requiere del cuerpo, según un investigador estadounidense. Para darte ese empujoncito que te permite no quedarte dormido sobre el teclado, tómate un pequeño refrigerio. 

  • Toma una pequeña siesta

¿Cuál es el punto de luchar toda la tarde? Si te sientes realmente sin energía y puedes, prueba con una micro siesta, es decir, dormir un máximo de 10 minutos. El tiempo justo para que tu mente se tome un descanso y se relaje.

  • Muévete para empezar la tarde

Otra forma de motivarte y evitar hundirte mientras trabajas: haz deporte, sal a caminar. En definitiva, ¡muévete! Además de activar los ritmos circadianos, la actividad física te hará segregar endorfinas que regularán el estrés. 

También te puede interesar:

7 técnicas para manifestar tus deseos al universo y lograr lo que te propones

¿Cómo evitar que te dé sueño después de comer? Dile adiós al “mal del puerco”

VIBEtv