6 características de una mujer emprendedora

Si estás comenzando con algún negocio o emprendimiento, tal vez esta nota te funcione para alimentar a tu alma emprendedora.

14
Una mujer emprendedora
Foto: Pexels

Las características de personalidad de una mujer emprendedora son variadas, pero las principales son: pasión, autoconfianza y asunción de riesgos, ambición, determinación, gusto por el desafío y liderazgo. Estos rasgos de carácter principal siempre se encuentran en el perfil típico de un emprendedora.

Características de una mujer emprendedora

  • Pasión: Amar tu trabajo y negocio

Toda emprendedora tiene una pasión profunda por un campo en particular. Desde las nuevas tecnologías hasta la agronomía, pasando por la sofrología o el calzado deportivo. La pasión también puede ser la del dinero.

De hecho, a muchos emprendedores les apasiona la simple idea de utilizar sus propias habilidades y las de quienes los rodean para hacerse ricos. La mujer emprendedora tiene un buen conocimiento de sí misma, por eso conoce su pasión y tiene como único objetivo dedicarse plenamente a ella. La gran peculiaridad de la personalidad de la emprendedora es que quiere vivir de su pasión.

  • Autoconfianza y asunción de riesgos

El emprendimiento implica riesgos financieros y, sobre todo, riesgos de fracaso. La mujer emprendedora es plenamente consciente de que su proyecto puede no tener éxito. Sin embargo, es optimista porque tiene confianza en sí misma y en su trabajo. En efecto, empuja a la activa a desplegar todos los medios necesarios para la realización de su proyecto, sin centrarse en el aspecto negativo que representa el riesgo de pérdida, o incluso de fracaso.

Sin confianza en sí mismo, una persona no inicia un proyecto porque el miedo se antepone a la voluntad emprendedora. Cualquier inversión corresponde a correr riesgos. No obstante, sin invertir, no podemos emprender. Es por eso por lo que la toma de riesgos es esencial. Ser consciente de esto y concentrar la mente en el único éxito del proyecto, es tener confianza en una misma.

  • Ambición: ver lejos, pensar a lo grande

Este es posiblemente el rasgo de personalidad más importante de la emprendedora. Ser ambiciosa es ver a lo largo y ancho. Por su pasión y su confianza, la mujer emprendedora considera el desarrollo de su proyecto a lo largo del tiempo.

Los medios a su disposición al principio son débiles, pero lo único que importa es el crecimiento de la empresa, el desarrollo de la idea, la mejora de un concepto, viendo la aparición de nuevos conceptos.

En cambio, una persona que sólo se centra en el presente y no piensa en el potencial de desarrollo de su idea no puede emprender. Por tanto, ser ambiciosa es comportarse como una emprendedora, aunque no lo seas oficialmente.

  • Determinación y perseverancia

Una persona que desea tanto que su sueño se haga realidad no se deja intimidar por los obstáculos que tiene enfrente. La mujer emprendedora es apasionada, ama lo que hace, por eso siempre seguirá ejerciendo su pasión a pesar de los vientos y los pantanos.

Las dificultades, así como los obstáculos humanos o económicos, son omnipresentes en el mundo del emprendimiento. Son muchos los emprendedores que han fracasado, pero que se han relanzado en el emprendimiento por su perseverancia. Quebrar no significa necesariamente que seas malo. Cualquier fracaso es una victoria, cuando aprendes una lección de ello.

  • Gusto por el desafío

A las mujeres emprendedoras les gustan los desafíos, estos son un motor que las impulsa a avanzar cada vez más rápido, a hacerlo siempre mejor que sus competidoras o competidores. Entrar al mundo del emprendimiento supone que competirá con más personas, quienes también buscan tener éxito, ganar dinero y ser diferentes.

También pueden apreciar la competencia y disfrutar siempre de hacerlo mejor que su competidor si deseas convertirte en emprendedora debes saber que siempre estarán allí. El desafío siempre te desafiará, y es asumiendo desafíos que enriquecerán la experiencia empresarial.

  • Liderazgo

Saber supervisar a un grupo de personas es fundamental para convertirse en una líder empresarial. El liderazgo es el arte de influir en las personas para lograr una meta que la líder se fija. Ser líder no es un estatus sino una actitud. la emprendedora debe demostrar cualidades excepcionales para motivar a sus empleados, influenciarlos para que realicen con gusto el trabajo que les pide.

Las cualidades de una líder son:

  • Unificadora
  • Inspiradora
  • Carismática
  • Determinada
  • Visionara
  • Sabe escuchar

Es fundamental ser una líder cuando eres una mujer emprendedora para que los empleados puedan ir en la dirección que les marcas. De lo contrario, tu equipo tendrá poca o ninguna motivación en el trabajo. Además, es muy posible que todo el mundo haga su trabajo sin tener en cuenta tu visión emprendedora, es decir sin lograr tus objetivos.

También te puede interesar:

¿Cuál es la mejor estrategia para ahorrar para tu retiro?

5 frases de Malala Yousafzai sobre feminismo

VIBEtv