Cabello teñido: 5 recetas de mascarillas caseras adecuadas

Tu cabello teñido va a necesitar la máxima hidratación para no quedar dañado.

17
Mascarillas para el cabello teñido
Foto: Pexels

¿Tienes el cabello teñido y hace tiempo que notas falta de brillo, fijación y sequedad visible? Única solución: haz mascarillas regularmente para nutrir tu fibra capilar en profundidad. De hecho, los productos químicos que contienen los tintes tienden a resecar y dañar nuestro cabello. Por lo tanto, es necesario espaciar los colores tanto como sea posible.

Sabemos que ir a la estética es desembolsar mucho dinero, por lo que nos hemos puesto manos a la obra para compartirte 5 de las mejores recetas de mascarillas caseras para pelo teñido y/o decolorado

5 mascarillas para el cabello teñido

1- Baño de aceite antes de ir a la peluquería

24 horas antes de realizar la coloración en la peluquería o en casa, plantéate aplicar un baño de aceite en el cabello. Se trata de masajear abundantemente el cabello, desde el cuero cabelludo hasta las puntas, con aceite y dejarlo reposar el mayor tiempo posible antes del champú. Toda la noche si es posible.

Te aconsejamos optar por aceite vegetal como el de jojoba, argán o coco. Puedes añadir unas gotas de aceites esenciales que aportarán una acción tónica. El baño de aceite nutrirá profundamente tu cabello, justo antes de que reciba la coloración que inevitablemente lo secará un poco.

2- Mascarilla de yema de huevo y limón para cabello teñido

Esta es la receta clásica para cualquier tipo de cabello teñido. Incluso se puede aplicar unos días después de la coloración. Lo que necesitarás es lo siguiente:

  • 1 o 2 yemas de huevo (dependiendo tu masa capilar)
  • Medio limón por cada yema de huevo

Mezcla todo y aplica como una mascarilla clásica. El zumo de limón reavivará el brillo y tensará las escamas mientras que la yema nutrirá en profundidad. Deja actuar veinte minutos y lava con tu champú habitual. 

3- Mascarilla de miel de acacia para nutrir en profundidad

¿No necesariamente tienes tiempo para hacer tu pequeña comida en la cocina y dejar la máscara durante horas? No importa; todo lo que necesitas es un tarro de miel de acacia (preferiblemente orgánica). 

Sobre el cabello lavado y húmedo, aplica miel de acacia por toda la cabeza y los largos. Masajea suavemente y deja actuar 5 minutos. Todo lo que tienes que hacer es enjuagar bien con agua tibia o fría. Tendrás el regreso del brillo de forma garantizada. 

4- Mascarilla de vinagre y tomillo para reavivar el brillo del cabello teñido

El vinagre es muy utilizado para cuidar el cabello teñido. Asegúrate de usar vinagre de sidra o vinagre blanco. Reavivan los reflejos y preservan la coloración, mientras cierran las escamas del cabello. 

En un bol vierte un poco de vinagre y añade una infusión de tomillo. Esta mascarilla casera es en realidad un agua de enjuague para usar después del champú. Deja actuar durante 5 minutos y luego pasa un chorro de agua fría por todo el cabello antes de dejarlo secar al aire. ¡Un resultado brillante!

5- Mascarilla de manzanilla para teñir rubios

Aquí vamos a aplicar la misma técnica descrita anteriormente con vinagre y tomillo. Con la diferencia de que utilizaremos una infusión de manzanilla para aclarar el champú. Incluso puedes agregar una pizca de vinagre de sidra de manzana. Este tratamiento casero restaura instantáneamente la luminosidad del tono rubio. 

Dejar actuar unos minutos y luego pasar un chorro de agua fría sobre el cabello. Deja secar al aire libre y verás que, poco a poco, podrás espaciar las coloraciones gracias a esta técnica que conserva, con mucha delicadeza.

También te puede interesar:

El paso a paso para cortar las uñas correctamente y sin dolor

Cómo comenzar una rutina de cuidado de la piel natural: cuidado de la piel de noche

VIBEtv