6 consejos para decirle adiós a los vellos encarnados

Si el vello encarnado ha dejado su marca, no te preocupes, hay varias soluciones.

22
Elimina los vellos encarnados
Foto: Pexels

¡Aaaah esos molestos vellos encarnados! Todas hemos tenido que lidiar con ellos alguna vez en nuestra vida, cuando elegimos despedirnos de aquellos pelitos que no queremos. Ya sea en las axilas, la zona del bikini o incluso en la barba. Aunque a menudo son benignos, los vellos encarnados son desagradables y, a veces, dejan cicatrices. Por ello, te damos 6 consejos para prevenirlos y evitarlos en la medida de lo posible.

6 tips para despedirte de los vellos encarnados

  • Comprender por qué aparecen

Esta es la base. Sencillamente, porque saberlo te ayudará a evitar situaciones que provoquen la llegada de vellos encarnados. Esto sucede cuando el cabello cambia su curvatura y no logra perforar la epidermis. Puede haber varias causas para esto:

  1. El tipo de pelo: los pelos rizados o muy finos son más propensos a la aparición de vellos encarnados.
  2. El tipo de piel: si tu piel es seca o gruesa, el cabello tendrá más dificultades para perforar la epidermis.
  3. La forma de depilarse: la cera y la depiladora son los mejores amigos del vello encarnado. Lo favorecen, porque, con estos métodos, se depila en sentido contrario al vello.
  4. Fricción repetida: especialmente con la ropa, por ejemplo. Tiende a engrosar la piel. Y peor aún cuando suda profusamente.

  • Nunca intentes quitarlos

Cualquiera que nunca haya agarrado un par de pinzas para deshacerse de ese vello encarnado obstinado, que levante la mano. Los dermatólogos están de acuerdo: no intentes pinchar, exprimir o sacar un vello encarnado. Corres el riesgo de crear una lesión en la piel.

Entonces, ¿qué hacer? desinfectar y aplicar un antiinflamatorio local. Luego, para desinflamar la lesión y mejorar su aspecto, puedes aplicar un poco de arcilla verde o blanca, pasta de dientes o incluso una compresa empapada en alcohol de 90°. Entonces tendrás que tener paciencia. El vello encarnado termina por destruirse a sí mismo.

  • Consultar con un especialista si se convierte en absceso 

A veces, incluso cuando no se toca el vello encarnado, se convierte en un absceso. Se caracteriza por una protuberancia roja, a menudo dolorosa, y normalmente llena de pus y sangre. El médico tratará la infección con un antibiótico tópico o incluso podría recetar un antibiótico oral. Si este bulto llegara a aparecer con mucha regularidad, sería necesario pensar en hacer un diagnóstico. 

  • Difuminar las marcas con crema

Si el vello encarnado ha dejado una marca, no te preocupes, hay varias soluciones. Por ejemplo: puedes utilizar una crema exfoliante, una a base de ácidos de frutas AHA, o un antiacné con receta médica. Por lo general, las manchas desaparecen por sí solas después de dos años. Si notas la aparición de un agujero, sólo el láser tendrá el poder de arreglarlo.

  • Considera cremas exfoliantes

Si sabes que tu piel es propensa a los vellos encarnados después de la depilación, piensa en prevenir más que en curar. Para ello, deberás utilizar una crema exfoliante o un exfoliante en las partes del cuerpo afectadas. Los tratamientos emolientes también son efectivos para suavizar la piel y así permitir que el cabello pase sin dañarla. Hazlo regularmente, al menos una vez a la semana. 

  • No te olvides de la higiene 

No hablamos de lavarte todos los días, sabemos que el vello encarnado no es una cuestión de limpieza. Se trata más de higiene que concierne a los equipos de depilación en particular. Es un verdadero nido de gérmenes. Evita prestar la depiladora o afeitadora. Desinfecta la cabeza y asegúrate de eliminar todos los pelos pequeños después de cada uso y antes del siguiente.

También te puede interesar:

Mewing: ¿cuál es la famosa técnica de TikTok que promete eliminar la papada?

¿Por qué salen granitos en los glúteos?

VIBEtv