Día Internacional Contra el Cambio Climático: ¿cómo sería el mundo sin agua?

Nos advierten sobre la escasez del agua, pero pocas veces dimensionamos lo que pasaría en la Tierra si ésta faltara.

63
Cambio climático
Foto: Unsplash

En el Día Internacional Contra el Cambio Climático se pueden abordar muchos temas en los que cada vez se expone que la Tierra está en peligro a causa de los humanos. Mucho se ha hablado de las opciones sostenibles que podemos tomar para retrasar este efecto. Sin embargo, la concientización no se acelera como muchos esperamos. 

Una de las incógnitas más grandes, pero a la vez, la que pocas veces nos ponemos como escenario, es acerca de qué es lo que pasaría si el mundo se llegase a quedar sin agua

El cambio climático afecta directamente al ciclo natural que tiene el agua. Causando alteraciones en el procedimiento, sequías, deshielo de los glaciares, aumento de la temperatura del agua dulce, aumento de la temperatura del agua y alteraciones en la composición química de los océanos

Ante esto, podemos decir que tenemos mucho que temer cuando se nos habla que es necesario un cambio urgente para salvaguardar todas las vidas que habitan nuestro mundo. 

De acuerdo con Chicago Mercantile Exchange (CME Group), un mercado estadounidense, la base de la vida en la Tierra es el agua; un recurso que ha sido explotado de manera excesiva por los sectores primarios, las industrias, el consumo de los humanos y también, el cambio climático

“2 mil millones de personas viven ahora en naciones plagadas de problemas con el agua, y casi dos tercios del mundo podrían enfrentar escasez de agua en sólo cuatro años”, externó Tim McCourt, el jefe global de índice de acciones y productos de inversión alternativos de CME Group en diciembre de 2020.

¿Qué pasaría si se acaba el agua por el cambio climático?

Aunque hay muchísimas consecuencias a las cuales nos podríamos enfrentar, basta con mencionar 6 de ellas para darnos una idea del tipo de “vida” que se llevaría a nivel mundial.

  • Migraciones masivas: Aquellas regiones que logren mantener un poco de agua, serán destino para los que se enfrenten a su vida diaria a no obtener ni una gota de agua. A la vez, esto causaría que dichas reservas se volvieran de difícil acceso. 
  • Aumento en la pobreza: La falta de agua entorpece el desarrollo económico de los países, ya sea aquellos desarrollados, pero sobre todo los que son considerados como tercermundistas. 
  • Enfermedades: Ante una falta de agua y de sistemas de potabilización, los afectados tendrían que recurrir obligatoriamente a fuentes contaminadas que causarían distintas enfermedades. En la actualidad, 502 mil decesos por diarrea al año se le atribuyen a un problema de contaminación.
  • Hambre: Carecer del agua afectaría también al sector de la agricultura, la ganadería y la industria, por lo que esto sería sinónimo de poca producción de alimentos, causando la hambruna mundial.
  • Desaparición de especies y vegetales: Tanto las plantas como los animales necesitan del agua para desarrollarse, crecer y vivir. Ante una reducción de ésta, comenzarían a morir y a secarse. 
  • Conflictos: Es bien sabido que cuando una nación o varias pretenden obtener algún recurso indispensable, se suscitan conflictos y esto causa el desplazamiento de las personas a otros países para vivir más seguros. 

Existen varias iniciativas creadas por algunos países para reducir el impacto y garantizar el cuidado del agua, el cual es considerado como un bien primario. No obstante, la reducción de éste sigue siendo un problema que involucra a todo el mundo ya que las consecuencias en el Planeta serían devastadoras. 

Una buena forma de comenzar a incentivar a otros, es comenzar con nosotros mismos, nuestras familias y optar por programas en el que el ahorro del agua sea beneficiario en un futuro. 

También te puede interesar:

Aplicaciones móviles que te ayudarán a cuidar el medio ambiente

Se requieren alrededor de 3 mil litros de agua para producir alimentos de una persona: FAO

VIBEtv