Ser amigos con derechos, ¿es para todos? Aquí te lo decimos

Tener amigos con derechos podría no ser cómodo para todas las partes.

27
Amigos con derechos
Foto: Pexels

Ser amigos con derechos implica relaciones en las que, por mutuo acuerdo, una amistad puede llegar a otros niveles afectivos de manera ocasional, es decir, sin que haya un compromiso como pareja. En este tipo de relación es posible mantener encuentros sexuales de vez en cuando, dejando de lado el papel de novio o novia.

Una vez que una persona inicia una amistad con derechos, o piensa si será o no para él o ella, antes de tomar una decisión lo mejor es considerar diversos factores; principalmente, porque la pregunta sobre si ser amigos con derechos es para todos o no, en definitiva, la respuesta es no, y en VibeTV te contamos por qué.

¿Por qué ser amigos con derechos no es para todos?

Lo primero que tienes que saber, es que las relaciones de este tipo se basan en la amistad y el sexo, más no en el amor de pareja, tal vez exista alguna atracción, te la pases bien, pero, la regla principal es que ninguno de los dos debe traspasar el límite del amor como si fuera novio o novia.

El punto anterior, es el enfoque más importante de una relación de amigos con derechos y, al mismo tiempo, representa una línea muy delgada que al romperse podría traer grandes problemas que muchas veces termina con la relación amistosa.

Una vez que ambas partes se comprometen a ser amigos con derechos, también saben que la regla principal es no enamorarse porque podrían no ser correspondidos y salir lastimados, por ello, deben de tener este acuerdo y saber qué hay límites que no se pueden pasar.

Pero, como todos sabemos, en el amor y los sentimientos no siempre se manda, es por ello, que en muchas ocasiones, alguna de las partes termina enamorándose sin ser correspondido, situación que desarrolla conflictos dentro de la amistad.

Por ello, antes de iniciar con una amistad con derechos, te sugerimos leer los siguientes factores que pueden demostrarte que tal vez no seas la persona indicada para sobrellevar una relación de este tipo.

Riesgos de ser amigos con derechos

  • Ilusión: Tal vez la tú o la otra persona siempre han sentido algo más por el amigo o amiga, y aceptan la amistad con derechos porque tienen la ilusión de que en algún punto de la relación se enamore o te enamores.
  • Embarazos no deseados: muchas personas pueden tener algún accidente con los preservativos, o simplemente no se protegen al tener relaciones sexuales, es entonces que puede llegar una sorpresita que ninguno de los dos tenía planeado.
  • Tiene fecha de caducidad: Tal vez la pasan muy bien juntos y más cuando hay encuentros sexuales, pero de un momento a otro alguna de las partes puede conocer a alguien con quien desea tener una relación de pareja, y si eso se da, dudo mucho que quieran y deban continuar con esos derechos.
  • Dependencia sexual: Se han dado casos en que los miembros de una amistad con derechos se enganchan con el otro a tal grado de depender sexualmente de esa persona, aunque tengan parejas que ignoren la situación.
  • Celos de otras amistades: Al llevar el título de amigos pero saber que no sólo eso los une, muchas personas se sienten incómodas cuando su amigo con derechos tiene otras relaciones amistosas, porque consideran que podrían ser sustituidas.

Y así como estos factores, existen muchos otros donde salen a relucir diversas situaciones contraproducentes en una relación de amigos con derechos, aunque claro, también habrá ventajas en este tipo de amistad. Pero, si te conoces bien y consideras que tú y tu amigo podrían ser vulnerables a cualquiera de los puntos anteriores, mejor no tengan una amistad con derechos.

Te puede interesar: 

8 posiciones sexuales para practicar en el potro del amor

Relación abierta: Estas son sus ventajas y desventajas

VIBEtv