10 consejos para refrescar tu casa sin aire acondicionado

Puedes mantener tu casa fresca sin necesidad del aire acondicionado.

12
Refrescar tu casa sin aire acondionado
Foto: Pinterest/@Iso1312

Es difícil pasar por alto esta noticia, todos lo sentimos cuando salimos a la calle: las temperaturas están subiendo significativamente en este mes de mayo y en los próximos días se espera que éstas temperaturas tengan un ascenso, lo cual significa el uso excesivo de aire acondicionado.

Ante ésto, buscamos una forma de refrescarnos y tratar de que la sensación bochornosa no se quede en nuestras casas. Para ello, hemos encontrado los mejores consejos para refrescar tu hogar sin necesidad de un aire acondicionado (el cual, por cierto, gasta mucha energía)

10 consejos para refrescar tu hogar sin aire acondicionado

  • Coloca botellas de agua en el refrigerador

Es necesario beber mucha agua en tiempos normales; ésto es más cierto cuando suben las temperaturas, cuando sudamos más y, por lo tanto, necesitamos hidratarnos con más regularidad de lo habitual. El agua fría permitirá que tu cuerpo regule la temperatura corporal y te refrescará instantáneamente. Bebe al menos un vaso grande de agua por hora.

  • Ventila por la mañana y por la noche

No olvides abrir 15 minutos por la mañana a partir de las 8:00 horas y 15 minutos por la noche a partir de las 21:00 horas. Estas son las horas más frescas del día. Mientras tanto, refrescará el aire dentro de tu casa y lo purificará expulsando las partículas malas acumuladas a lo largo del día.

  • Adopta plantas de interior

Cuando hace mucho calor, las plantas desprenden humedad. Una buena manera de refrescar el interior de forma natural e instalar una bonita decoración. Entre la lista de plantas recomendadas, encontrarás: el ficus benjamina, el caucho, el aglanoème, la familia de las palmeras o incluso, la lengua de suegra.

  • Cierra las persianas o cortinas

No es genial vivir a oscuras, eso lo sabemos, pero aunque trabajes desde casa, asegúrate de cerrar las persianas o cortinas de tu sala y dormitorios. Esto preservará significativamente la frescura. Y si vas a trabajar fuera de casa, no olvides hacerlo antes de salir por la mañana. Podrás ventilar cuando vuelvas por la tarde. 

  • Apaga tus dispositivos electrónicos

La televisión, el ordenador, la lavadora, el horno… Además de derrochar electricidad, los aparatos electrónicos en stand-by son una fuente adicional de calor. Por lo tanto, mantén sólo lo mínimo enchufado (el refrigerador, por ejemplo). Incluso tu factura te lo agradecerá. 

Cuelga una sábana mojada frente a tu ventana

Esto es especialmente cierto para los dormitorios. Antes de ir a dormir, abre la ventana y cuelga una sábana mojada que cubra toda la superficie de la abertura. A medida que pasa a través de la tela húmeda, el aire se enfriará. Por otro lado, alejará a los mosquitos. 

  • Pon cubos de hielos frente al ventilador

Si el aire de la habitación ya está tibio, tener un ventilador simplemente removerá ese mismo aire tibio. Para una mayor eficiencia, te recomendamos que coloques un recipiente con cubitos de hielo o una botella helada frente al ventilador. Enciéndelo y deja que distribuya el frío en la habitación. 

  • Usa menos agua caliente

Lavadora, al lavar los trastes, ducha demasiado caliente; cuanta más agua caliente uses, más sentirás el calor en tu hogar. Si tienes que iniciar un ciclo, hazlo de preferencia en medio de la noche. Los platos se pueden lavar por la mañana y en cuanto a la ducha, el agua fría es excelente para la piel y el cabello. En caso de que no puedas, intenta con agua tibia y los últimos tres minutos de tu baño, que sea con agua fría. 

  • Estar en la planta baja

Buen consejo si tienes una casa de dos plantas; por lo general, las plantas altas suelen recibir todos los rayos del sol, haciendo que el calor se resguarde en las paredes y techo, el cual comenzará a salir durante las próximas horas, convirtiendo en horno esa parte de la casa. 

  • Usar la ventilación integrada

Es posible que no tengas aire acondicionado, pero tienes un sistema de ventilación en el baño y una cocina de acogida. Estos dos dispositivos están diseñados para “aspirar” el calor y “escupirlo” fuera de la casa. No se trata de ejecutarlos todo el día, pero al menos una vez por la mañana y otra por la noche en caso de mucho calor.

Con estos pequeños consejos básicos, estás preparado para afrontar las primeras subidas de temperatura de la temporada de verano de 2022.

También te puede interesar:

“Beach brain”: el método de relajación antiestrés para todos los días

Upcycling fashion: 5 buenas razones para no resistirse a ella

VIBEtv