Día Internacional de la Cerveza: conoce qué estilos hay y cuál es la mejor para ti

Elige la mejor cerveza para saciar tu sed.

70
Estilos de cerveza
Foto: Pexels

Para el consumidor ocasional, el color ha sido durante mucho tiempo el criterio de clasificación. El tono de la cerveza proviene sobre todo de la malta, más o menos tostada según la receta utilizada. Dependiendo de la duración y temperatura del horneado de malta, se obtendrán cervezas de varios colores.

El horneado corresponde a la etapa final de la maltería: después de que la cebada germina, la malta verde se seca. La humedad del grano bajará del 44% al 4% en 24 a 48 horas, bajo el efecto de una corriente de aire caliente. Dependiendo del tiempo y la temperatura, la malta se coloreará.

Clasificación en torno a los colores de la cerveza, de acuerdo a National Geographic

  • Cervezas claras: se elaboran con maltas pálidas y maltas de trigo. La malta de trigo no tiene cáscaras como la de cebada, por lo que los colorantes son menos importantes.
  • Cervezas Lager: se elaboran con maltas de cebada pálida.
  • Cervezas ámbar o rojas: éstas se realizan con maltas llamadas “caramelo” que son más tostadas que las cervezas lager.
  • Cervezas oscuras: este tipo de cervezas se realizan con maltas marrones, a las cuales se les suele llamar de “chocolates” muy tostadas, que les dan un fuerte potencial aromático y colores que van del café al negro.

Clasificación en torno a estilos de cerveza

Con la gran diversidad de cervezas que los cerveceros en todo el mundo ofrecen hoy a los consumidores, el estilo se utiliza cada vez más para caracterizar las cervezas. Este se define con una receta, un origen histórico o geográfico, ingredientes específicos, que cada cervecero combina para dar a luz a cervezas sabrosas y originales.

Estos son los estilos que se mencionan con mayor frecuencia en las etiquetas de los productos actualmente:

  • Cerveza para conservar: este estilo típico del norte de Francia indica que la cerveza se “guardaba”, antiguamente en barricas, hoy en tinas antes de ser embotelladas, lo que permite perfeccionar sus aromas y su sabor. Estas cervezas para añejamiento se pueden consumir varios meses o incluso años después del envasado. La mayoría son bastante dulces, con notas de cereales y caramelo en los más oscuros. Pueden ser de fermentación superior o inferior.
  • Cerveza de la abadía: la mayoría de las veces rubia o ámbar, su receta debe basarse en la producción histórica de cerveza en una abadía, los monjes fueron una vez famosos cerveceros. Este tipo de bebida es redonda en boca, ligeramente amarga y rica en malta.
  • Lager: es la cerveza rubia clásica, de baja fermentación, ligera, con un grado de 4 a 5% vol. Con mayor frecuencia desarrolla notas florales y un ligero amargor. Su variación más destacada es en Pilsner con finos sabores a malta y lúpulo. Representa el 90% de la producción mundial.
  • Pale Ale: significa en inglés “cerveza pálida” o también “rubia”, se obtiene por fermentación superior, y está elaborado a partir de maltas especiales, de ahí sus notas de galleta.
  • India Pale Ale: En su uso actual, esta cerveza se distingue por un fuerte amargor e intensos aromas cítricos. Redescubierta por los cerveceros artesanales estadounidenses en la década de 1980, la receta inicial fue desarrollada por los británicos en el siglo XIX para permitir que sus cervezas viajen mejor en barco a la India, aumentando la cantidad de lúpulo en su elaboración para mejorar la conservación de la cerveza hasta su destino.
  • Triple: Cerveza más aromática y redonda en boca, de alta fermentación, se elabora con levaduras particulares que le confieren sabores de fruta madura, así como notas especiadas de clavo.
  • Stout: esta tradicional ale inglesa se distingue de otras cervezas oscuras por un persistente sabor tostado, gracias a maltas muy tostadas con sabor a café o incluso a cacao. Su color oscuro no influye en el grado alcohólico, ya que la mayoría tienen un contenido entre 4 y 6% vol.
  • Clara: una alta proporción de trigo aporta acidez y frescura a estas cervezas muy espumosas, que no son necesariamente blancas, pero a menudo turbias porque no están filtradas. Los estilos alemanes como Wiezenbier tienen un ligero aroma a plátano. Witbier, de tradición belga, se adornan con semillas de cilantro y cáscaras de cítricos.
  • Saison: aún confidencial, la Saison es una cerveza procedente de granjas cerveceras del norte de Francia y Bélgica. Fresco y afrutado, se elabora con una levadura particular y lúpulos belgas o ingleses que le dan sabores herbales.
  • Sour: Son cervezas tradicionales belgas cuya acidez se debe a la acción de los lactobacilos, cuyo dominio es una cuestión de verdadero saber hacer. El mosto que a menudo se deja al aire libre es sembrado por los organismos presentes en el aire y luego se presta a diferentes recetas: adición de fruta, envejecimiento en barricas para dar a luz lambic o gueuze.
  • Crianza en barrica: algunas cervezas son aptas para la crianza en barricas de roble que hayan contenido vinos o licores. Durante un período de 3 a 18 meses, la cerveza adquiere los aromas de la madera, pero también los que dejan las bebidas previamente añejadas. Estas cervezas de degustación son populares entre los servicios de catering por su rico sabor.

Cerveza, una de las bebidas mundiales

La bebida más consumida en el mundo después del agua y el té, rica en su diversidad de sabores, colores y olores, este líquido es un producto universal y cada país tiene su cerveza, se elaboran miles en todo el mundo, por lo que siempre nos invita a descubrir otros sabores.

Te recomendamos:

La cerveza es un invento creado e impulsado por mujeres

VIBEtv