¿Sabes qué es el perfeccionismo tóxico?

89
Perfeccionismo tóxico
Perfeccionismo tóxico

¡Atención a todos los perfeccionistas y aquellos que se sienten presionados por alcanzar la perfección en todo lo que hacen! Hoy vamos a hablar sobre un tema que seguramente te resultará familiar: el perfeccionismo tóxico. Sí, ese enemigo invisible que puede afectar nuestra salud y bienestar.

¿Pero qué es exactamente el perfeccionismo tóxico? Bueno, se trata de un patrón de pensamiento y comportamiento en el cual nos exigimos a nosotros mismos un nivel de excelencia irreal, siempre buscando la perfección en todo lo que hacemos. A simple vista, suena bien, ¿verdad? Querer hacer las cosas lo mejor posible es loable, pero cuando esto se convierte en una obsesión y nos causa angustia constante, estamos frente a un problema.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por ViBE TV (@vibetvmx)

El perfeccionismo tóxico nos hace sentir constantemente insatisfechos y nunca lo suficientemente buenos. Siempre estamos buscando la aprobación de los demás y tememos cometer errores. Nos esforzamos al máximo, pero nunca nos sentimos satisfechos con nuestros logros, siempre encontramos algo que podríamos haber hecho mejor. Esto puede generar un ciclo interminable de autocrítica y frustración.

Además, el perfeccionismo tóxico puede afectar nuestra salud mental y emocional. Nos sentimos constantemente estresados, ansiosos y agotados. La presión que nos imponemos a nosotros mismos puede llevarnos a experimentar síntomas de ansiedad, depresión e incluso agotamiento emocional. Nuestro autoestima también puede verse afectada, ya que nunca nos sentimos lo suficientemente valiosos o capaces.

Es importante reconocer y enfrentar el perfeccionismo tóxico. Aquí te dejo algunos consejos que pueden ayudarte a lidiar con este desafío:

Acepta que la perfección no existe: Todos somos humanos y cometer errores es parte de nuestro crecimiento y aprendizaje. Aprende a aceptar tus imperfecciones y a valorar tus logros, incluso si no son perfectos.

Establece metas realistas: Define metas alcanzables y realistas para ti mismo. No te exijas más de lo necesario. Aprende a valorar el progreso y el esfuerzo, no solo el resultado final.
Aprende a decir “no”: No te sobrecargues con demasiadas responsabilidades y tareas. Aprende a establecer límites y a priorizar tu bienestar.

Perfeccionismo
Perfeccionismo

Busca apoyo: Habla con amigos, familiares o un profesional de la salud mental. Compartir tus sentimientos y preocupaciones puede ser de gran ayuda.

Practica el autocuidado: Dedica tiempo para ti mismo y para actividades que te relajen y te hagan sentir bien. Aprende a disfrutar de la vida más allá de la búsqueda de la perfección.

Recuerda, el perfeccionismo tóxico no te define como persona ni determina tu valía. Aprende a ser amable contigo mismo y a valorar tus esfuerzos y logros, sin importar si son perfectos o no.

Te puede interesar:

Asocian diferencias en cerebros con desigualdad de género

Te contamos sobre 4 estilos diferentes de crianza