“No me arrepiento de los crímenes”: Keith Raniere, el líder de NXIVM condenado a prisión

El empresario pasará el resto de su vida en prisión.

460
“No me arrepiento de los crímenes”: Keith Raniere, el líder de NXIVM condenado a prisión
Twitter: @DoliaEstevez

El empresario Keith Raniere fue condenado a 120 años de prisión por ser el líder de la secta sexual NXIVM, la cual se disfrazó de una organización de autoayuda y empoderamiento femenino para secuestrar y abusar sexual y psicológicamente de mujeres.

La sentencia en contra de Keith Raniere tuvo el foco mundial por los connotados miembros y colaboradoras que algunas de las víctimas señalaron, entre ellas, la actriz Allison Mack, protagonista de la serie Smallville y que se declaró culpable al momento de enfrentar al juez.

Entre las acusaciones que pesaron contra la actriz fue la reclutar a nuevas seguidoras para Keith Raniere y organizar ceremonias como parte del grupo DOS, en las que las víctimas fueron marcadas con hierro caliente, cerca del pubis, antes de ser abusadas por el empresario.

Mack al igual que Keith Raniere habría engañado, torturado, abusado  y secuestrado a varias mujeres desde al menos 2005 por lo que fueron declarados culpables ante un juez de Nueva York por los delitos de tráfico sexual de adultos y menores, posesión de pornografía infantil y crimen organizado.

“No me arrepiento de los crímenes”

A pesar de la sentencia de 120 años del juez Nicholas Garaufis, Keith Raniere afirmó que no se arrepiente de haber sido el líder de la secta sexual NXIVM ya que no considera que lo que haya hecho fue un delito.

Sin embargo, el condenado afirmó que sí se arrepiente de todo el dolor que le provocó a las víctimas y el cual quedó manifiesto en los testimonios de las víctimas.

“Es cierto que no me arrepiento de los crímenes que creo que, de hecho, no he cometido. Pero sí me arrepiento profundamente de todo este dolor”, declaró Keith Raniere, de acuerdo con el reporte de la agencia EFE.

Una de las  víctimas de NXIVM fue Camila, quien a los 15 años comenzó a ser abusada por el empresario, exactamente el 18 de septiembre de 2005 (una fecha que Raniere recordaba como su “aniversario”).

Camila fue una de la decena de víctimas que narraron desde las ceremonias donde las marcaban hasta los abusos sexuales y psicológicos de los que fueron víctimas durante varios años. “Él quería que yo creyera que mi único valor venía de cómo me hacía sentir”, declaró sobre el líder de NXIVM.

Te puede interesar:

Medusa, la escultura del #MeToo, es puesta frente a tribunal que sentenció a Harvey Weinstein

VIBEtv