The Lancet estima que 131 mil niños en México quedaron huérfanos por COVID-19

El estudio señala que México ocupa el primer lugar en el número de menores huérfanos por Covid-19.

81
Hubo más suicidios infantiles que muertes por COVID-19 en menores durante 2020
Foto: Pexels

La COVID-19 ha dejado no solo víctimas directas, sino también indirectas, tal es el caso de los menores que debido a causas relacionadas con la emergencia sanitaria perdieron a su padre, madre o ambos.

El estudio “Estimaciones mínimas mundiales de niños afectados por la orfandad asociada al covid-19 y la muerte de los cuidadores”, publicado por The Lancet, estima que 131 mil menores de 18 años en México quedaron huérfanos por esta causa, lo que coloca al país como el que registra más huérfanos ante la pandemia.

Detalla que del 1 de marzo de 2020 al 20 de abril de 2021 se contabiliza que 33 mil 342 infantes perdieron a su madre; 97 mil 951 vivieron la muerte de su padre y 32 la de ambos cuidadores que se consideran primarios.

En el caso de los abuelos las estimaciones apuntan que en el país cuatro mil 429 infancias perdieron a su abuela; cinco mil 342 a su abuelo y 36 a ambos, por lo que en total al contabilizar abuelos se contabiliza que 141 mil 132 menores perdieron a su principal tutor o tutora.

En el estudio se incluyeron datos de 21 países, los cuales, se señaló, representan casi el 77% de las muertes globales por COVID-19 en el periodo considerado. Entre estos, además de México se encuentran Argentina, Perú, Brasil, Colombia, Alemania, Nigeria, entre otros.

A nivel global, se estima que un millón 134 mil infancias perdieron al menos a uno de sus cuidadores primarios en el periodo que se utilizó para el estudio. Mientras que, al tomar en cuenta la tasa de muerte de uno de los principales cuidadores por cada mil niños, Perú ocupa el primer lugar con 10 fallecimientos por cada mil menores, seguido de Sudáfrica con cinco y México con tres.

Este análisis considera las muertes que de alguna forma se asocian con la COVID-19, es decir que no solo contempla las ocurridas por la enfermedad, sino también las que se suscitaron debido a la falta de atención sanitaria, el confinamiento y la disminución en acceso a tratamientos de enfermedades crónicas.

También te recomendamos:

Condena ONU-DH asesinato de Aranza Ramos 

Menores huérfanos, otras víctimas de los feminicidios

VIBEtv