¿Por qué la espinaca no puede faltar en tu dieta?

Conoce los beneficios que aporta esta maravillosa planta indispensable para tu alimentación

189
¿Por qué no puede faltar la espinaca en tu dieta?
Ponyo Sakana en Pexels

Si existe una verdura que no puede faltar en tu menú semanal, esa es la espinaca. Todas las hortalizas de hoja verde, según especialistas, poseen propiedades funcionales para la salud debido a sus numerosos nutrientes que aportan muchos beneficios. ¿Por qué la espinaca no puede faltar en tu dieta?

Composición nutricional diversa

La espinaca es una planta de la familia de las amarantáceas y es considerada un alimento muy saludable debido a su composición nutricional diversa, además de ser una fuente potencial de antioxidantes naturales, incluye vitaminas y minerales, fitoquímicos y bioactivos que promueven la salud más allá de la nutrición básica.

Es rica en fibra, vitamina A, B1, B2, C, K, calcio, fósforo, hierro, ácido fólico, magnesio, zinc y betacarotenos, estos últimos poseen una importante actividad antioxidante. Además, la espinaca es una fuente de nutrientes esenciales como el caroteno (precursor de la vitamina A), diferentes tipos de minerales y el ácido ascórbico.

Si bien las espinacas son deliciosas en cualquier platillo, lo más recomendable es comerlas crudas para aprovechar las riquezas vitamínicas de sus hojas frescas. Puedes prepararlas en ensaladas, aunque, también, puedes cocinarlas al vapor, hervidas, fritas o salteadas.

¿Cada cuándo es recomendable comer espinacas?

De acuerdo con especialistas se deben evitar comer en exceso, debido a su alto contenido de ácido oxálico que, combinado con otros minerales, produce oxalatos que pueden ocasionar daño renal y afectar a las articulaciones.

Con una porción de 100 gramos de espinacas se obtienen 28,1 microgramos de vitamina C, el 34 por ciento de la recomendación diaria, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

Beneficios nutricionales de las espinacas

  1. Gracias al antioxidante que posee, conocido como ácido alfalipoico, favorece el funcionamiento del sistema inmunológico, así como al control de la diabetes, ya que aumenta la sensibilidad a la insulina.
  2. Debido a su aporte en hierro, las espinacas son muy recomendadas en caso de padecer anemia ya que mejora la absorción con la vitamina C, presente en esta verdura.
  3. Ayuda a mejorar la visión y a prevenir la ceguera causada por la degeneración macular, ya que contiene sustancias como luteína y zeaxantina.
  4. La espinaca tienen una importante cantidad de betacarotenos por lo que es uno de los alimentos anticancerígenos más destacados, ya que frena la acción de los radicales libres sobre las células.
  5. Gracias a su alto contenido en zinc es muy recomendable consumirla durante el embarazo, ya que interviene en la formación de huesos, y el ácido fólico previene defectos en la columna vertebral y malformaciones en el feto, tales como espina bífida y labio leporino.

VIBEtv