¿Quieres un cabello sano? Sigue estos 8 consejos para lograrlo

Si estás acostumbrada a teñir y/o iluminar, detente al menos durante la temporada de verano.

23
Consejos para un cabello sano
Foto: Pexels

El cambio de estación, el estrés, la mala alimentación, el cloro, la sal, los rayos UV. Las agresiones externas son numerosas para nuestro cabello, para minimizarlas en el cuero cabelludo y el largo, puedes aplicar remedios naturales. ¿Quieres recuperar un cabello sano? 

Aquí hay 8 consejos para tener un cabello sano

  • Duerme lo suficiente y come una dieta balanceada

Simple y efectivo: duerme bien. Verás que aplicar este truco cambiará tu vida en muchos puntos. Empezando por la buena salud de tu masa capilar; a este buen hábito, también podríamos sumarle el hecho de tener una actividad deportiva habitual. 

  • Corta las puntas regularmente

¡Ojo!, no estamos diciendo que te cortes 5 cm cada vez, pero si notas puntas abiertas o muy secas, no dudes en cortar. Esto estimulará el crecimiento del cuero cabelludo y comenzará sobre una base saludable.

  • Usa productos para el cabello a base de CBD

Hay un número cada vez mayor de productos para el cuidado del cabello con CBD en el mercado. Alternativamente, algunas personas simplemente van a un sitio para comprar un aceite de CBD de buena calidad y aplicarlo directamente en el cabello. Entre los beneficios reclamados:

  • Rico en aminoácidos Omega 3 y 6 y ácidos grasos esenciales, el aceite de CBD fortalece el cabello, lo ayuda a crecer, limita la caída y estimula la microcirculación en el cuero cabelludo.
  • Rico en antioxidantes (vitamina E, A y minerales), el cáñamo aporta calcio y magnesio. ¿En la llave? Cabello protegido contra las agresiones externas. La masa capilar es más brillante y tiene más vitalidad.
  • Finalmente, los cannabinoides del cáñamo ayudan a regular la producción de sebo en el cuero cabelludo. ¡El cabello está hidratado, pero ya no graso!
  • Haz mascarillas caseras entre champús

Mascarilla casera para cabello graso, seco, teñido, sin vitalidad ni volumen. ¡Hay una mascarilla casera a base de ingredientes naturales para cada una de tus necesidades! Recomendamos hacer al menos una por semana para obtener resultados a largo plazo.

  • Usa vinagre de sidra como mascarilla y/o para enjuagar

Es el ingrediente estrella para un cabello sano. Aporta brillo, acelera el crecimiento, previene el fenómeno del cabello graso y además es anticaspa. Lo es gracias a los minerales y oligoelementos (magnesio, hierro, calcio y potasio) que lo componen. No te preocupes por el olor: desaparece tan pronto como el cabello se seca.

Te aconsejamos usarlo como mascarilla: 100 ml de vinagre de sidra por 500 ml de agua tibia. Sumerge tu cabello generosamente en la mezcla, ata una toalla húmeda sobre tu cabeza y deja actuar durante 15 minutos. Lava y luego enjuaga con agua muy fría para tensar las escamas del cabello. Finalmente, déjalo secar al aire para un resultado aún más visible.

  • Aprende a cepillarte el pelo de forma correcta

¿Creías que habías dominado el cepillado? Es una apuesta segura que te sorprenderá. Primera resolución: ya no cepilles tu cabello mojado nada más al salir de la ducha. Esto las daña mucho más que si lo haces cuando está seco o casi seco. Si tienes miedo a los enredos, sé generosa con el desenredante cuando te laves con champú.

No cepilles más de dos veces al día (mañana y noche) y házlo, preferiblemente al revés. Esto permite que el sebo que protege tu cabello se distribuya uniformemente y elimine más residuos y partículas acumuladas durante el día.

  • Protégelo del calor

Secadora, plancha o rizador y el sol. Al pelo no le gusta el calor. Para todo ese equipo (secador de pelo, plancha…) saber que las proteínas contenidas en la fibra comienzan a degradarse alrededor de los 140°C. Problemático cuando sabes que la mayoría de las planchas llegan hasta los 200°C. 

Las mismas instrucciones para tu secador de pelo: mantente en movimiento y evita las boquillas que concentran un flujo de aire caliente usando spray protector. 

  • No ates tu cabello constantemente

¡Tu cabello necesita respirar! Atarlo con demasiada frecuencia rompe la fibra y le da una mala forma, además de crearte dolores de cabeza. Así que debes amarrarlo lo menos posible en favor de peinados para afrontar el calor, pero no agresivos para tu melena. 

Si estás acostumbrada a teñir y/o iluminar, detente al menos durante la temporada de verano. Los químicos contenidos en las mezclas secan enormemente y debilitan la fibra. Si le sumamos, como plus, las agresiones del baño (sal, cloro) y unos rayos UV más fuertes en verano, obtenemos un cóctel de lo más explosivo para nuestro cabello.

Con estos 8 consejos básicos ya verás un cambio significativo en el estado de tu cabello. Más saludable, será más brillante, más flexible y tal vez crezca más rápido. También evitarás la caspa, picores y otras molestias del cuero cabelludo. 

También te puede interesar:

Mewing: ¿cuál es la famosa técnica de TikTok que promete eliminar la papada?

5 tonos rubios de moda para el verano de 2022

VIBEtv