3 recetas fáciles para hacer polvos faciales

592
Polvos faciales
Foto: Unsplash

Puedes preparar fácilmente polvos faciales en casa. Lo creas o no, aprender a hacer esto puede ayudarte a salir de un apuro más de una vez e incluso puede ser de gran ayuda si tu piel es muy sensible.

El polvo facial ayuda especialmente a fijar y matificar el maquillaje. Su función es evitar que los elementos grasos resbalen y ensucien la piel. En este contexto, el polvo facial es uno de los productos de belleza más vendidos.

eee

Polvos faciales: los diferentes tipos

  • Traslúcido

Son polvos sueltos y transparentes fáciles de usar que se esparcen de forma sencilla sobre la piel. Ayuda a mantener el maquillaje más natural. Es recomendable utilizarlos con una brocha o esponja.

  • De larga duración

Como su nombre indica, este tipo de polvos faciales dura más que otros: contiene diferentes ingredientes químicos que prolongan su efecto. Es un poco más denso que el translúcido, por lo que es perfecto para enmascarar imperfecciones.

Por lo general, su etiqueta dice que dura 24 horas, pero no se recomienda usar maquillaje en el rostro durante tanto tiempo. Lo ideal es que no uses una capa de maquillaje en el rostro durante más de 10 horas si quieres evitar las imperfecciones.

  • Polvo facial iluminador

Este tipo de polvo contiene partículas extrafinas que permiten dar una mayor luminosidad al rostro. Esto permite resaltar las características (en particular, la estructura ósea) de forma natural.

Es un producto rico en pigmentos, por lo que conviene aplicarlo en pequeñas cantidades para que no parezca demasiado pesado. Se recomienda aplicarlo debajo de la ceja, en la zona lagrimal y en los pómulos.

  • Polvo mineral para el rostro

Contiene dióxido de titanio, eficaz contra los rayos UV, mica sericita para un aspecto aterciopelado, caolín para la absorción de sebo, y óxido de zinc que tiene beneficios antiinflamatorios y calmantes. Con estos ingredientes naturales, ayuda a suavizar la piel y mantener los poros tersos.

  • Polvos matificantes

Su base está hecha de talco y su función principal es fijar la base del maquillaje y darle una mayor duración. Absorbe el exceso de grasa de la base líquida y crea un sello en la piel.

Los altos precios de los polvos faciales han creado en muchas personas la idea de hacerlos en casa. Esto no es descabellado, ya que existen varios métodos o “recetas caseras” que permiten mezclar varios productos naturales, dando un resultado muy similar a los polvos convencionales. A continuación te mostramos los ejemplos más habituales.

3 polvos faciales para hacer en casa

Primera receta:

Ingredientes y material

  • 1 palo de madera
  • Un trozo de algodón
  • 1 estuche compacto de polvo
  • 2 toallas de papel absorbente
  • 1 cucharadita de alcohol etílico (5 gr)
  • 1 cucharita de plástico o madera
  • 5 cucharadas de maicena (25 g)
  • Cacao sin azúcar (le dará color, todo depende del cálculo según tu tono)

Procedimiento

  • Paso 1: Agrega la maicena a un bol junto con la dosis perfecta de cacao para tu tono de piel.
  • Paso 2: Verte la preparación en el estuche compacto, teniendo en cuenta que no tienes que llenarlo todo. Luego, agrega gradualmente el alcohol en el estuche.
  • Paso 3: Con ayuda del palillo, mezcla todo para que el polvo se humedezca con alcohol. Sigue revolviendo hasta que tengas una pasta.
  • Paso 4: Tritura los trozos con una cuchara.
  • Paso 5: Luego coloca una o dos toallas de papel absorbente sobre la masa para que el polvo libere el exceso de alcohol. Cierra el estuche
  • Paso 6: Toma un pequeño trozo de algodón para limpiar los bordes del estuche.

Segunda receta:

Ingredientes fase 1

  • 3 gr de polvo de seda
  • 5 gr de perla en polvo
  • 5 gr de estearato de magnesio
  • 1 gr de almidón de arrurruz
  • 1 gr de arcilla blanca o caolín
  • 3 gr de urea

Ingredientes fase 2

  • 20 gr de dióxido de titanio
  • 5 gr de pigmento marrón
  • 3 gr de pigmento amarillo ocre
  • Opcional: óxido de zinc

Procedimiento

Paso 1: Desinfecta todos los equipos y utensilios con alcohol.

  • Paso 2: Mide todos los ingredientes de la fase 1 y luego tamízalos por un colador varias veces hasta que estén bien mezclados. Muele la urea hasta que esté fina.
  • Paso 3: Prepara la mezcla de pigmentos base y tritúrala en un mortero hasta obtener un color homogéneo.
  • Paso 4: Agrega la fase 2 a la fase 1 y pásala por el tamiz hasta que todos los grumos hayan desaparecido y estén bien mezclados. Una vez tamizado, el color final del polvo facial estará completo.

Tercera receta:

Ingredientes y material

  • ½ taza de arroz (50 g)
  • Un mezclador
  • Una sartén
  • Un recipiente para el polvo.

Procedimiento

  • Paso 1: Coloca el arroz en la sartén (sin aceite) a fuego medio para que se dore.
  • Paso 2: Remueve constantemente hasta que cambie de color y tenga un tono cada vez más cercano al color de tu piel.
  • Paso 3: Retira del fuego y tritura en una licuadora.
  • Paso 4: Pasa el polvo por un colador muy fino para eliminar grumos y cualquier otro exceso.
  • Paso 5: Coloca el polvo en el recipiente.

También te puede interesar:

10 consejos para tener rizos hermosos y con volumen

Jennifer Aniston lanzará su propia marca de belleza

VIBEtv