¿Cómo cuidar y alimentar a una mascota geriátrica?

Dale calidad de vida a tu animal de compañía durante sus últimos años de vida

76
¿Cómo cuidar y alimentar a una mascota geriátrica?
Lisa Fotios en Pexels

¿Cómo cuidar y alimentar a una mascota geriátrica? Si tienes gatos o perros adultos en casa, entonces llegó el momento de que los cuides más que de costumbre y que observes cada paso que dan, ya que el envejecimiento de una mascota conlleva una serie de cambios fisiológicos que debes conocer y no dejar pasar por alto.

¿Cómo saber si tu mascota es geriátrica?

Podrás notarlo porque disminuye su energía, movilidad, capacidad auditiva y visual, esto quiere decir que tu animal de compañía llegó a una edad avanzada. Ni hablar, así es el ciclo de la vida. Pero es muy importante que sepas que el envejecimiento no es sinónimo de enfermedad, sino un proceso biológico que se debe atender de manera oportuna.

Detecta enfermedades a tiempo

Los avances científicos en medicina veterinaria han permitido conocer y prevenir los efectos del envejecimiento en las mascotas, lo cual quiere decir que se han creado las medidas necesarias para que puedas identificar signos o enfermedades de manera temprana con la idea de proporcionarle al consentido de tu hogar todos los cuidados y tratamientos necesarios para mejorar su calidad de vida.

¿En qué consiste un plan geriátrico?

Consiste en que hagas consciencia de las visitas periódicas al médico veterinario, al menos dos veces al año, para un examen físico general (sin necesidad de que tu mascota esté enferma), y si es necesario le realices análisis de laboratorio como: estudios de sangre y orina, radiografías y electrocardiogramas, que te permitirán conocer el estado de salud de tu animal de compañía.

“Las ventajas de un plan geriátrico son numerosas y consisten en la detección temprana de cualquier problema de salud que nuestras mascotas puedan presentar, de modo que podamos ofrecerles el tratamiento adecuado antes de que se presenten complicaciones mayores. El objetivo es procurar su bienestar y buscar aumentar la esperanza de vida de nuestros amigos de cuatro patas”, asegura Adrián Polo Jerez, Coordinador Técnico para la Unidad de Animales de Compañía de MSD Salud Animal en México.

6 medidas para cuidar a tu mascota geriátrica

Estos son seis puntos importantes que destaca MSD Salud Animal en México para mantener la salud y calidad de vida de tu perro o gato y, de esta manera, puedas disfrutar de su fiel compañía por más tiempo:

1. Revisiones médicas

Programa citas con el médico veterinario al menos dos veces al año (no sólo cuando tu mascota enferme) para realizar un examen físico general, un examen ortopédico y neurológico, así como los análisis de laboratorio que tu médico considere pertinentes.

2. Alimentación

Provee un alimento adecuado para la edad y estado de salud de tu mascota. Considera el uso de vitaminas y complementos alimenticios prescritos por el veterinario.

3. Control de peso

Asegúrate que tu mascota realice ejercicio de acuerdo con sus capacidades físicas y controla su alimentación con dietas de prescripción para mantenerla saludable.

4. Prevención de enfermedades

No olvides mantener actualizado su calendario de vacunación, así como de desparaitación interna y externa.

5. Báñalo y cepíllalo periódicamente

Asegúrate de que sus dientes estén saludables. Puedes programar una cita con su médico veterinario para realizarle limpiezas dentales cuando sea necesario.

6. Ofrécele una cama cómoda 

Una mascota geriátrica suele padecer de problemas articulares, por esta razón es recomendable que le ofrezcas un lugar cómodo para descansar, evitando el frío y la humedad.

“Recuerda que, en esta etapa, la mascota necesita mucho más cuidados, atención y amor que antes, por eso debes seguir las indicaciones y consejos del Médico Veterinario”, asegura Jerez.

Puntos importantes que debes considerar

  • Las visitas con el médico veterinario adquieren mayor importancia en los animales senior y geriátricos
  • El diagnóstico oportuno facilita la prevención y tratamiento de las patologías más frecuentes
  • Debes de estar atento a cualquier cambio en tu mascota, como la disminución de la actividad física, cambios en los hábitos alimenticios y de comportamiento, pues en esta etapa se presenta un deterioro en la función de su organismo y sistema inmune (defensas).
  • Si detectas a tiempo estos factores evitas la probabilidad de que tu perro o gato presente enfermedades cardiacas, renales, digestivas, tumores, problemas metabólicos (diabetes, hipotiroidismo, hipertiroidismo), cognitivas (alteraciones del comportamiento), así como problemas con sus huesos y articulaciones, entre otras.
¿Cómo cuidar y alimentar a una mascota geriátrica?
Jean Alves en Pexels

 

VIBEtv