Oumuamua podría ser una parte de un planeta similar a Plutón

El secreto de al menos un aspecto de las propiedades inusuales del objeto reside en el hielo de nitrógeno sólido.

217
Oumuamua
Foto: @jgrplanets / Twitter

El misterioso objeto denominado Oumuamua (en hawaiano, “mensajero de lejos que llega primero”) generó una controversia considerable a principios de este año con la publicación del nuevo libro más vendido del astrónomo de Harvard Avi Loeb, que argumenta que podría ser una pieza de tecnología alienígena.

Ahora, dos astrofísicos de la Universidad Estatal de Arizona (ASU) argumentan en contra de que el secreto de al menos un aspecto de las propiedades inusuales del objeto radica en el hielo de nitrógeno sólido. Describieron sus hallazgos en dos nuevos artículos publicados en el Journal of Geophysical Research: Planets.

A finales del año 2017, nuestro Sistema Solar recibió a su primer visitante interestelar conocido: un extraño objeto con forma de cigarro. Los científicos han estado desconcertados sobre el origen y las características inusuales de Oumuamua desde entonces.

Fue descubierto por primera vez por el telescopio Pan-STARRS1 de la Universidad de Hawái, como parte del programa de Observaciones de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA para rastrear asteroides y cometas que se acercan a la Tierra. Otros telescopios de todo el mundo pronto entraron en acción, midiendo las diversas características del objeto.

Oumuamua se estaba alejando de nuestro Sol mucho más rápido de lo que podría explicarse sólo por la gravedad, es decir, a través de un “efecto cohete” que es común en los cometas, causado por la luz solar que vaporiza el hielo del que están hechos esos cuerpos.

Si bien su extraña órbita inicialmente lo clasificó como un cometa, las imágenes no mostraron ningún indicio de liberación de gas y polvo, como es típico cuando un cometa se acerca al Sol. Su forma alargada, similar a un cigarro, combinada con su rotación relativamente rápida, llevó a una sugerencia temprana de que también podría ser un asteroide.

Tecnología alienígena

Loeb y Bialy cerraron su artículo con un escenario más exótico y altamente especulativo, sugiriendo que el objeto podría ser en realidad una vela solar muy delgada, específicamente, “una sonda completamente operativa enviada intencionalmente a las cercanías de la Tierra por una civilización alienígena”.

Loeb amplió esa hipótesis en su nuevo libro publicado en enero, Extraterrestrial: The First Signs of Intelligent Life Beyond Earth, argumentando que “debemos tener la mente abierta y buscar pruebas en lugar de asumir que todo lo que vemos en el cielo deben ser rocas”. El libro recibió una buena cantidad de críticas entusiastas, con un grado adecuado de suave escepticismo.

Steven Desch de ASU, coautor de los dos nuevos artículos sobre la hipótesis de Loeb, dijo que todo el mundo está interesado en los extraterrestres y era inevitable que este primer objeto fuera del sistema solar, mismo que hizo pensar a la gente que se trataba de extraterrestres.

“Pero en la ciencia es importante no sacar conclusiones precipitadas. Se necesitaron dos o tres años para encontrar una explicación natural, un trozo de hielo de nitrógeno, que coincida con todo lo que sabemos sobre Oumuamua. Eso no es tanto tiempo en ciencia, y demasiado pronto para decir que habíamos agotado todas las explicaciones naturales”, agregó Desch.

Oumuamua podría ser la parte de un planeta

El año pasado, un equipo de astrónomos publicó un artículo sugiriendo que Oumuamua puede ser el fragmento de otro cuerpo padre más grande, un cometa de período prolongado o un disco de escombros, tal vez, o incluso un planeta súper-terrestre, desgarrado por las fuerzas de las mareas como pasó demasiado cerca de su estrella anfitriona.

Específicamente, los astrónomos demostraron que los objetos interestelares similares a Oumuamua se pueden producir a través de una extensa fragmentación de las mareas durante los encuentros cercanos de sus cuerpos parentales con sus estrellas anfitrionas, y luego se expulsan al espacio interestelar.

Desch y su coautor, el astrofísico Alan P. Jackson de la ASU, también sugieren que Oumuamua probablemente se originó en otro sistema solar, un fragmento de un exoplaneta derribado por un impacto hace aproximadamente 500 millones de años, arrojándolo fuera de su alcance.

Sugieren que el cuerpo probablemente tenía características similares a Plutón. Específicamente, Plutón, al igual que Tritón, la luna de Neptuno, está cubierto de hielo de nitrógeno.

También te puede interesar:

Agua en Marte no desapareció, podría estar atrapada en el suelo: NASA

La NASA arroja casi tres toneladas de baterías viejas en el espacio

Científicos pretenden enviar 6.7 millones de muestras de esperma y óvulos a la Luna

Nubes mammatus se arremolinan sobre Berlín, Alemania, tras una tormenta

VIBEtv