Pueblos que visitar y que son de película

Glencoe, Escocia, es uno de los pueblos más reconocidos en el mundo por haber sido grabado el clásico milenial en el cine; Harry Potter.

73
Pueblos de película
Foto: Pixabay

Los pueblos que hemos visto en las películas, muchos los tenemos en la mente por la trama, pero también las locaciones que las producciones han elegido para desarrollar su historia son difíciles de olvidar, por lo que lugares emblemáticos como Forks y Seattle con la saga de “Crepúsculo” o Gatlin con “Hermosas Criaturas”, estos otros de los pueblos, que si tienes la oportunidad, te recomendamos visitar.

Peñíscola, escenario privilegiado de Juego de Tronos

Este pueblo a orillas del Mediterráneo ha ganado recientemente gran fama al ser escenario de la exitosa serie Juego de Tronos, en la que se ven monumentos peñiscolanos como la Plaza de Santamaría, el Paseo de Ronda, el Parque de la Artillería, el portal Fosc o la Rampa de Felipe II. Pero ya en los años 60, el actor Charlton Heston y el equipo que trabajó en la película El Cid pudieron disfrutar de las maravillas de este rincón castellonense. En sus escenas, aparece gran parte de la población de Peñíscola, pues el rodaje necesitó de 2 mil extras. Su castillo, que fue residencia del Papa Luna, es el monumento más apreciado y visitado de la localidad.

  • Una curiosidad: Para tapar los edificios modernos durante la grabación de El Cid, se construyó un decorado tan grande que ha aparecido en el Libro Guinness de los Récords
  • Otras películas rodadas en Peñíscola: Calabuch (1956), de Luis García Berlanga o Mataharis (2007) de Icíar Bollaín
  • El visitante apreciará: El castillo, la lonja, la ciudadela y la belleza de los paisajes mediterráneos

Glencoe, Escocia (Castillo de Hogwarts, ‘Harry Potter’)

Sabemos que el interior y los exteriores de Hogwarts son una mezcla del Castillo de Alnwick y la Universidad de Glasgow, pero son muchos los que no saben dónde se rodaron los exteriores del famoso colegio de magia y hechicería.

En el extremo noroccidental de las tierras altas escocesas se encuentra la pequeña localidad de Glen Coe, que con su espectacular valle sirvió para ambientar los exteriores del colegio, además de la cabaña de Hagrid, el guardés. El pueblo está rodeado por un paisaje espectacular, y es uno de los destinos turísticos favoritos de aquellos que aman los deportes a aire libre.

VIBEtv