Xoloitzcuintle el guía espiritual hacia el inframundo

Una raza de perro que podría tener 7 mil años de existencia de acuerdo con investigaciones antropológicas de la UNAM

554
Xoloitzcuintle
Museo Dolores Olmedo/Instagram

El Xoloitzcuintle es el perro ancestral de México, cuya presencia fue considerada para los pueblos mesoamericanos de suma importancia. ¿Pero cuál era la razón? ¿Por qué eran venerados y su carne se consumía en eventos importantes?

Todas estas interrogantes en torno al Xoloitzcuintle las vamos a esclarecer, así que acompáñanos en esta travesía que requiere un viaje en el tiempo, para comprender por qué se considera a este perro como un guía espiritual en la muerte.

Comencemos desentrañando la palabra Xoloitzcuintle que se divide en itzcuintli y xolotl, la primera significa perro, mientras que la segunda quiere decir paje, servidor o esclavo, de acuerdo con el Gran Diccionario Náhuatl de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Historia del Xoloitzcuincle
Instagram: @elolmedomx

Pero más allá de esta serie de etimologías, todo indica que para las civilizaciones prehispánicas, Xólotl era un dios, para ser específicos se trataba del señor del ocaso (cuando el Sol se oculta), razón para relacionar su presencia como el guía que acompaña a las almas de los muertos hacia inframundo, en forma humana con cara de perro.

Esta concepción la explican los expertos de la siguiente manera: mientras Quetzalcóatl representa la llegada del Sol, Xólotl anunciaba su entrada al reino de los muertos, quien se encarga de acompañar al astro mayor a través de su recorrido por este camino, de la misma manera que el Xoloitzcuintle acompaña a los hombres por el Mictlán.

El Xoloitzcuintle en rituales

Pero las curiosidades alrededor del Xoloitzcuintle continúan en esta travesía hacia el pasado. Ahora exploremos los estudios realizados por la historiadora Mercedes de La Garza, quien asegura que Xólotl también era una deidad que representaba a la dualidad y era venerado por los hombres y mujeres dedicados a la brujería.

Sin embargo, dentro de la cosmovisión nahua el  Xoloitzcuintle siempre simbolizaba el inframundo regido por Mictlantecuhtli. Para llegar hasta aquí, nobles y plebeyos debían pasar varias pruebas, además de recorrer los nueve estratos subterráneos. El primer nivel estaba custodiado por estos animales, quienes ayudaban en este camino.

Por su carácter de deidad, la carne del Xoloitzcuintle era consumida en algunas ceremonias sagradas para las culturas prehispánicas. Incluso se les otorgó un valor medicinal, por su piel caliente ayudaba a sanar ciertos dolores.

Algunos estudios antropológicos de la UNAM, aseguran que el origen de la raza conocida como Xoloitzcuintle se remonta hasta hace 7 mil años, de la cual se derivan otras como el crestado chino y el perro peruano.

Te puede interesar:

4 platillos para disfrutar en Día de Muertos

VIBEtv