5 leyendas mexicanas para morirse de miedo

Historias que han pasado a través de generaciones y que hoy en día siguen causando terror al escuchar sus relatos

631
leyendas mexicanas
Stefan Keller/Pixabay

Pasa tu próxima velada de Halloween o Día de Muertos escuchando estas leyendas que a continuación te compartimos. Con estos relatos dedica a sembrar el horror durante estas celebraciones, para asustar a los más pequeños, o a los demás miembros de tu familia. Aquí cinco historias que, aunque no lo creas, difícilmente te dejarán dormir.

El músico del Diablo

Cuenta una de las leyendas de Durango, que a principios del siglo XX el ilustre Arturo Lugo y sus músicos gozaban de fama nacional. Gracias a este prestigio, un hombre forajido pidió que tocara en su fiesta con monedas de oro en mano. Ante el brillo del metal el maestro acudió con su comitiva para amenizar la velada. Entre los invitados vio un rostro familiar, era su comadre que años había sepultado bajo tierra. Al ver la cara de sorpresa del maestro, ella le advirtió que saliera presuroso del lugar, porque estaban en el mismísimo infierno. El hombre que lo contrató lo miraba fijamente con una mueca burlona. A partir de ese momento comenzó el declive de su exitosa carrera, todo porque tocó para el Diablo.

La Siguanaba

Hay de ti, si eres un infiel empedernido. Cuidado, no te vaya a salir por ahí la Siguanaba, para que me entiendas, te hablo de la mítica mujer con cara de caballo como se conoce en algunas regiones. Su alma en pena recorre las calles en busca de los mujeriegos y los borrachos, para meterles un buen susto, o castigarlos. ¿Cómo? Solo aquellos que lo han vivido saben el destino. Nada más te advertimos que en vida, esta fémina recibió la peor tortura durante en un rito satánico y fue maldita para siempre. Sí claro, solo es una de tantas leyendas. Mejor no te confíes.

La Mulata

De fascinante belleza gozaba una mujer de la Córdoba del siglo XVII en Veracruz, que inevitablemente despertaba grandes pasiones como la del alcalde Don Martín de Ocaña, quien al ver que la La Mulata (como era conocida), no cedía a sus cortejos, esparció el rumor de que ella lo había hechizado, así que fue detenida por brujería. Un día antes de quemarla en leña verde pidió a su custodio una tiza para dibujar un barco. Al terminar, ella solo saltó a esa nave plasmada en la pared de su celda, mientras el guardia observaba cómo se alejaba en el mar ilustrado. Sin duda, una de las más hermosas leyendas.

El árbol del vampiro

En Guadalajara, una de las leyendas más populares se remonta a 1880, cuando misteriosamente comenzaron a encontrar cuerpos sin vida y sin gura de sangre. Quién imaginaría que se trataba de un vampiro en tierra mexicana. La sabia del pueblo advirtió que la única forma de matarlo era clavando una estaca en el corazón, pero ésta debía ser tallada con árbol de camichin. El cuerpo fue enterrado en el Panteón de Belén y misteriosamente de su tumba surgió una rama de dicho coloso, que con sus raíces envolvió la sepultura. La gente dice que el día que ese árbol se caiga, saldrá desde su entrañas aquella mítica criatura. ¡Que Dios nos agarre confesados!

Nahuales

Entre las leyendas más ancestrales encontramos la de los nahuales. Sus historias eran contadas por los mismos mexicas y mayas, quienes aseguraban eran los espíritus de las brujas o hechiceros transformados en animales. Aquellos que han visto uno en su vida, lo describen como un animal con rasgos humanoides que ataca a quien cruce en su camino. Se dice que viven entre nosotros y que por las noches es cuando despiertan ese lado más aterrador. La única forma de aniquilarlos es con armas “curadas”, a través de rituales con oraciones, más agua bendita.

Te puede interesar:

Los mejores tutoriales de maquillaje para Halloween

VIBEtv