“Las cosas empeorarán”: Londres en alerta roja otra vez por COVID-19

En ciudades como Essex, Manchester y Liverpool hay problemas económicos por el cierre.

69
“Las cosas empeorarán”: Londres en alerta roja otra vez por COVID-19
Reuters

A partir de la medianoche de este sábado, Londres declarará una alerta sanitaria para endurecer las medidas de distanciamiento social ante el incremento de casos de COVID-19 reportado en la ciudad durante las últimas semanas.

Con ellos, dos de las principales ciudades de Europa, Londres y París, vuelven a medidas de distanciamiento más severas que incluyen la prohibición para reunirse en lugares cerrados y un toque de queda en el caso de la capital francesa.

El secretario de Salud de Londres, Matt Hancock, informó que a partir de este sábado la ciudad pasara de alerta media a alta y reconoció que las cosas “empeorarán antes de mejorar”, en lo que parece la víspera del segundo brote de COVID-19.

Situación crítica

El anuncio del cierre de Londres sucede cuando Reino Unido suma 43 mil 155 muertes por COVID-19, la cifra más alta de países europeos de acuerdo con la agencia de noticias Reuters.

Según la información de las autoridades londinenses, se están registrando 100 casos nuevos por cada 100 mil habitantes, mientras que la situación en zonas como Richmond, Hackney, la City, Ealing, Redbridge y Harrow está empeorando.

Hancock explicó que a partir del sábado se volverá a las medidas sanitarias impuestas al principio de la cuarentena y que incluyen la prohibición para reunirse en lugares públicos, así como limitaciones para viajes internos y externos.

“Las cosas empeorarán antes de mejorar. Pero sé que habrá cielos más brillantes y mares más tranquilos en el futuro, que el ingenio de la ciencia encontrará un camino y hasta entonces debemos unirnos”, declaró el funcionario británico.

Resistencia de la oposición

La elevación de la alerta epidemiológica no sólo será para Londres, también aplicará para ciudades como Manchester y Liverpool, aunque en estas zonas se reportan resistencias por parte de la oposición al gobierno de Boris Johnson.

La exasesora del gobierno, Louise Casey, afirmó que Reino Unido vive una fuerte crisis económica debido a las restricciones de la pandemia, al grado que muchas familias se enfrentan a un “periodo de indigencia” donde “no pueden darle zapatos a niños”.

“Hay sensación de Downing Street y en Westminster de que la gente se las arreglará para sobrevivir. Lo cierto es que no podían arreglárselas ni siquiera antes de la epidemia”, afirmó la exfuncionaria encargada de las personas sin hogar.

Con información de Reuters

Te puede interesar:

París se apaga: Francia declara estado de emergencia por COVID-19

VIBEtv