¡5 RED FLAGS de que podrías estar sufriendo ansiedad!

29
Ansiedad, de la película Intensamente 2.
Ansiedad, de la película Intensamente 2.

Para escribir sobre este tema, nos dimos la libertad de ilustrar este contenido con la imagen de Ansiedad, el personaje de Intensamente 2, el cual sin duda -no spoilers- nos enseña mucho sobre entender, conocer en el otro, y en nosotras mismas, ciertos comportamientos y actitudes que dan cuenta de nuestras salud emocional… ¡y cómo mejorarla!

La ansiedad es una respuesta normal al estrés o al peligro. Sin embargo, cuando se vuelve excesiva o persistente, puede convertirse en un trastorno de ansiedad.

Pero, ¿cómo saber si sufro de ansiedad?

Ataques de ansiedad
Ataques de ansiedad

Aquí hay 5 señales de alerta que podrían indicar que estás padeciendo de ansiedad:

  1. Sientes nerviosismo o inquietud excesivos: Te sientes constantemente irritable o con una sensación de presentimiento.
  2. Dificultad para concentrarte: Te resulta difícil concentrarte en tareas o recordar cosas.
  3. Irritabilidad: Te enojas o frustras fácilmente.
  4. Problemas para dormir: Tienes dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido.
  5. Síntomas físicos: Experimentas sudoración, temblores, palpitaciones, dificultad para respirar o molestias estomacales.

Si experimentas estas señales con frecuencia y durante un período prolongado, es importante que busques ayuda profesional. Un psicólogo o psiquiatra puede diagnosticar un trastorno de ansiedad y recomendarte un tratamiento adecuado.

¿Cómo recuperarte de un ataque de ansiedad?

Ejercicio de respiración para calmar la ansiedad
Foto: Pixabay

Si estás sufriendo un ataque de ansiedad, es importante que tomes medidas para calmarte.

Aquí hay algunos consejos que pueden ayudarte:

  • Respira profundamente:

Ésta puede ayudar a ralentizar tu ritmo cardíaco y calmar tu cuerpo. Intenta inhalar lentamente por la nariz durante 4 segundos, mantener la respiración durante 7 segundos y exhalar lentamente por la boca durante 8 segundos.

  • Encuentra un lugar tranquilo:

Si es posible, aléjate de la situación que está desencadenando tu ansiedad y busca un lugar tranquilo donde puedas relajarte.

  • Concéntrate en el presente:

Centra tu atención en el momento actual y en tus sentidos. Observa lo que te rodea, escucha los sonidos y siente las sensaciones en tu cuerpo.

  • Practica técnicas de relajación:

Existen diversas técnicas de relajación que pueden ayudarte a calmarte, como la meditación, yoga o el escaneo corporal.

  • Visualiza un lugar tranquilo:

Imagina un lugar tranquilo y relajante donde te sientas segura y feliz. Visualiza los detalles del lugar con el mayor realismo posible.

  • Repite afirmaciones positivas:

Repite frases positivas en voz alta o para ti mismo, como “Estoy a salvo”, “Puedo controlar esto” o “Esto es solo temporal”.

¿Cómo prevenir la ansiedad?

Mujer con estrés crónico

Si sufres de un trastorno de ansiedad, hay varias cosas que puedes hacer para prevenir futuros ataques:

  • Identifica tus desencadenantes:

Presta atención a las situaciones o actividades que suelen desencadenar tu ansiedad. Una vez que sepas cuáles son tus desencadenantes, puedes empezar a evitarlas o desarrollar estrategias para afrontarlas.

El estrés puede empeorar la ansiedad. Encuentra maneras saludables de manejar el estrés, como el ejercicio, la meditación o el yoga.

  • Duerme lo suficiente:

La falta de sueño puede empeorar los síntomas de la ansiedad. Asegúrate de dormir de 7 a 8 horas por noche.

  • Come una dieta saludable:

Una dieta saludable puede mejorar tu estado de ánimo y reducir los síntomas de la ansiedad.

  • Evita la cafeína y el alcohol:

La cafeína y el alcohol pueden empeorar la ansiedad.

  • Haz ejercicio regularmente:

El ejercicio es una excelente manera de reducir el estrés y la ansiedad.

  • Busca ayuda profesional:

Si tu ansiedad es grave o interfiere con tu vida diaria, busca ayuda profesional. Un terapeuta puede enseñarte técnicas para controlar tu ansiedad y desarrollar mecanismos de afrontamiento saludables.

Recuerda que no estás sola. La ansiedad es un problema común y tratable. Con el tratamiento adecuado, puedes aprender a controlar tu ansiedad y vivir una vida plena y significativa.

Dormir en camas separadas