Si el fin de semana rompiste la dieta, aquí te decimos cómo retomar el camino

Conoce estos consejos prácticos para volver a tu plan alimenticio sin sentirte culpable. La dieta…

17
Comida mexicana
Comida mexicana

Es normal tener contratiempos en el camino hacia una alimentación saludable. Si durante el fin de semana te alejaste de tu dieta; de plano, la rompiste por alguno que otro antojito… ¡no te desanimes! 

Lo importante es retomar el control y volver a tu plan alimenticio lo antes posible.

Y por eso, aquí te decimos cómo retomar la dieta de forma efectiva. ¡Sigue leyendo!

1. Acepta lo sucedido y sigue adelante:

El primer paso es reconocer que el fin de semana lo viviste diferente, lo disfrutaste pero eso sí, rompiste la dieta. Deja de lado la culpa o el autodesprecio. Sentimientos negativos solo te desanimarán y dificultarán retomar tu plan.

En su lugar, concéntrate en el futuro y en volver a tu camino hacia una alimentación saludable.

2. No te castigues:

¡Ojo! Restringirte aún más la comida o realizar ejercicio excesivo solo generará un ciclo negativo de restricción y atracones.

En lugar de castigarte, enfócate en volver a tu plan alimenticio de forma gradual y sostenible.

3. Revisa tu plan alimenticio:

Analiza, junto a un especialista, si tu plan alimenticio es realista y sostenible a largo plazo.

Asegúrate de que incluya alimentos que te gusten y que se adapten a tu estilo de vida. Si es necesario, realiza ajustes para que sea más flexible y manejable.

4. Planifica tus comidas:

Planificar tus comidas con anticipación te ayudará a tomar decisiones saludables y evitar tentaciones de última hora.

Dedica un tiempo al comienzo de la semana para planificar tus desayunos, almuerzos, cenas y snacks. Y más si te toca trabajar en oficina. A veces, las te daciones están a todo lo que da cuando no trabajas desde casa.

desayuno Nutritivo y saludable

 

5. Prepara tus alimentos:

Cocinar con anticipación o preparar snacks saludables te facilitará seguir tu plan alimenticio durante la semana.

Tener opciones saludables a la mano te ayudará a evitar recurrir a alimentos procesados o comida rápida.

6. Escucha a tu cuerpo:

Presta atención a las señales de hambre y saciedad de tu cuerpo. Come cuando tengas hambre y deja de comer cuando estés satisfecha. No comas por aburrimiento, estrés o ansiedad.

7. Mantente hidratada:

Beber suficiente agua te ayudará a sentirte saciada, controlar el apetito y eliminar toxinas del cuerpo. Asegúrate de beber agua durante todo el día, especialmente antes de las comidas.

beber agua
beber agua

8. Duerme lo suficiente:

La falta de sueño puede alterar las hormonas del apetito y aumentar las ganas de comer alimentos poco saludables.

Asegúrate de dormir de 7 a 8 horas por noche para mantener un equilibrio hormonal adecuado.

9. Rodéate de apoyo:

Busca el apoyo de amigos, familiares o un grupo de apoyo para ayudarte a mantenerte motivada y en el camino correcto. Compartir tus experiencias y estrategias con otras personas puede ser muy útil.

10. Practica la autocompasión:

Ser amable contigo misma es fundamental para mantener una relación saludable con la comida.

Evita criticarte o juzgarte por tus errores. En su lugar, concéntrate en tus logros y en los pasos positivos que estás dando hacia una alimentación saludable.

Retomar la dieta después de un desvío de fin de semana, o de cualquier otro día, no es una carrera, sino un proceso gradual y sostenible.

Sé paciente contigo misma, celebra tus logros y no te rindas. Con dedicación y esfuerzo, puedes alcanzar tus objetivos de salud y bienestar.

Dieta
dieta vegana