Inicio Salud ¿Dormir con faja puede ser dañino para la salud?

¿Dormir con faja puede ser dañino para la salud?

¿Estás pensando en dormir con faja? Antes de hacerlo, es importante saber los posibles riesgos para tu salud. ¡Lee esto que preparamos para ti!

Dormir con faja

Dormir con faja ha sido una práctica común para muchas personas en busca de moldear su figura, perder peso o aliviar dolores. Sin embargo, dormir con faja puede tener efectos negativos en la salud.

Según especialistas en el tema, dormir con faja puede causar los siguientes problemas:

  • Interferencia con la respiración:

Las fajas pueden comprimir el diafragma, lo que dificulta la respiración.

Esto puede ser especialmente problemático para las personas que tienen problemas respiratorios, como asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

  • Problemas digestivos:

Éstas pueden comprimir el estómago y los intestinos, lo que puede causar problemas digestivos como estreñimiento, acidez y flatulencias.

  • Problemas circulatorios:

Su uso, de esa manera, comprimen los vasos sanguíneos, lo que puede reducir el flujo sanguíneo. Esto causaría  problemas como entumecimiento, hormigueo y dolor en las extremidades.

  • Problemas de piel:

Las fajas pueden causar irritación de la piel, especialmente si se utilizan durante períodos prolongados de tiempo.

Además de estos problemas, dormir con una también puede ser incómodo y puede dificultar el sueño.

OJO. Si estás pensando en dormir con faja, es importante hablar con su médico antes de hacerlo. Éste puede evaluar el riesgo de sufrir complicaciones y podría darle consejos sobre cómo usarla de manera segura.

Consejos para dormir con faja posiblemente de manera segura. Aunque de nuevo te lo decimos, recurre a tu médico antes de hacerlo:

  • No uses faja durante períodos prolongados de tiempo. El uso de una durante más de 8 horas al día puede aumentar el riesgo de complicaciones.
  • Elige una que sea cómoda y que se ajuste bien a tu cuerpo. Una demasiado ajustada puede causar problemas.
  • No uses faja si tienes problemas respiratorios, digestivos o circulatorios.
  • Si sientes algún malestar al usar faja, quítatela inmediatamente.

 

Si estás buscando una manera de perder peso o moldear tu figura, hay muchas otras opciones disponibles que no conllevan los mismos riesgos que dormir con una faja.



Salir de la versión móvil