¿Qué es el spanking? Una práctica ruda

Te decimos todo lo que necesitas saber para iniciarte en el spanking

22
spanking
spanking

Una vez que se cierra la puerta y se abre la cama, hay gustos para todos, por supuesto que todo es válido mientras sea consensuado, en esta ocasión quizá agregaríamos que sea seguro también.

Hoy hablaremos sobre una vertiente de sexo “rudo” conocida como spanking, que al investigar un poco en la historia, no tiene nada de nuevo, de hecho es un práctica bastante antigüa.

Es un juego físico y mental en el que quienes participen tienen que ponerse de acuerdo. Se fijan los roles y se da una intimidad difícil de reproducir en otras situaciones.

Carol Queen, autora de ‘Exhibitionism for the shy’, sostiene que un azote en las nalgas podría estimular las terminaciones nerviosas de la vagina, cuando se hace bien claro.

Así que en VibeTV vamos a ir paso a paso para que puedas azotar a tu pareja de la manera más placentera posible para ambos.

Es necesario que los azotes se den de manera certera en los gluteos, con cuidado de no hacerlo en los riñones. Incluso se pueden dar, en la parte superior de los muslos con más suavidad que los golpes anteriores.

Spanking y azotes
Spanking y azotes

Parte del camino a la excitación en este juego es controlar el ritmo y la intensidad, comienza de manera lenta y suave, lo que te va a permitir observar cómo reacciona la otra persona, su reacción será una pauta para que sepas si puedes modificar la fuerza que imprimes en los golpes.

Las mejores posturas para practicar el spanking: recostada (o recostado, aquí no hay género) sobre sus rodillas, en la postura del perrito o, durante la penetración, a horcajadas sobre tu pareja.

Entonces, el gusto por dar o recibir azotes en un contexto erótico, es el “spanking”.

Accesorios eróticos que puedes utilizar en el spanking

Como siempre lo decimos, en el sexo nadie es igual, por lo que los accesorios que decidas utilizar para llevar a cabo esta práctica también tendrán que ser consensuados y de preferencia intenta probar varios de ellos, pues no sabrás si te gusta hasta no probarlos.

Látigos

Hay de cuero, de caucho, de cuero vegano sintético, cortos o largos, con mango de metal, de madera, de vidrio, hay muchos tipos de látigos sexuales, solo tienes que escoger el que mejor se adapte a tus necesidades, ese que se convierta en una extensión de tu mano.

Fustas BDSM

Firmes y flexibles, elaboradas en charol o cuero sintético, con diferentes formas en sus extremos y un tacto muy suave, las fustas bdsm son uno de los azotadores sexuales más sofisticados que existen.

Palas BDSM

Cuenta la leyenda que el actor Jack Nicholson se armaba con una pala de ping-pong cuando quería azotar hasta el orgasmo a sus amantes. Pero lo cierto es que no hace falta que tires de tu equipo deportivo, hay palas específicamente diseñadas para el spanking más placentero.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por ViBE TV (@vibetvmx)

Consejos para iniciarse en el ‘spanking’:

  • Es un juego, una práctica erótica y consensuada que no tiene implicaciones violentas ni machistas.
  • Comienza siempre de forma suave y ve aumentando la intensidad poco a poco.
  • Recuerda que los azotes no deben de ser en la espalda ni en los riñones.
  • Lo más importante es el ritmo y la intensidad.
  • Si eres tú quien los da presta atención a la respuesta de tu pareja.
  • Si los recibes, hazle saber si te está gustando o si deseas que se detenga.

Bueno, ya está todo lo necesario para que des o recibas unos buenos azotes.

Te puede interesar:

Así afecta tener un trabajo que no te gusta

Pasos para tener un détox digital, ¡comienza hoy!

VIBEtv