Síndrome del “pene de oro”, ¿qué es y cómo detectarlo?

El síndrome de pene de oro podría traer más afectaciones a las mujeres heterosexuales.

27
Síndrome de pene de oro
Foto: Pexels

Aunque el nombre de «síndrome del pene de oro» pareciera hacer alusión a un padecimiento físico, en realidad se trata de un fenómeno psicológico que fue estudiado en el Sarah Lawrence College, un centro de estudios donde había más estudiantes mujeres que hombres y es justo ese rasgo desde donde nace este síndrome.

Los investigadores que acuñaron este término se dieron cuenta que el porcentaje de mujeres era del 75% de mujeres y el restante eran hombres, situación que fue observada desde el punto social y de relaciones afectivas entre ellos. Demostrando la desproporción para que todas las mujeres puedan tener una pareja o una cita en ese entorno, ya que se trataba de personas heterosexuales.

Esta situación sacó a relucir que la mayoría de los hombres aumentaron su autoestima y dejaron de sentir competencia para conseguir una cita; mientras que las mujeres sentían mayor presión porque sabían que el 50% quedaría sola, hablando específicamente desde ese entorno.

¿Por qué se llamó síndrome del pene de oro?

Como es sabido, la mayoría de las culturas e ideologías relacional el pene con el sentido de virilidad y poder; en este sentido, pensar que son pocos los que existen en un entorno, hace que los hombres se sientan superiores y codiciados porque saben que tienen más posibilidades de elegir con quien estar, a diferencia de las mujeres porque representan una mayoría.

Jon Birger ha sido un investigador sobre este fenómeno, e incluso, publicó el libro titulado Date onomics, mediante el cual ha dado conferencias donde refiere que el comportamiento de los hombres al sentirse superiores por ser minoría, los hace sentirse justo como si tuvieran “el pene de oro”.



¿Cómo se comporta un hombre son síndrome de pene de oro?

Los hombres que tienen este síndrome llegan a ser tan narcisistas que consideran que nadie es tan merecedora de su compañía o relación, por ello, es muy común que estas personas se les dificulte tener relaciones serias o de larga duración, porque les gusta conocer a más mujeres ya que siente que esa es su gran posibilidad y no quieren perderla. Algunos de los rasgos del síndrome del pene de oro son:

  • Buscan relaciones sexuales ocasionales
  • No tienen iniciativa constante para tener una cita contigo
  • Odian sentirse comprometidos
  • Tienden a desacreditar la monogamia
  • Si hablas de formalizar, huyen
  • Aparecen y desaparecen con facilidad
  • Hablan o mandan mensajes con el mismo plan a varias mujeres

Este fenómeno se puede trasladar a muchos entornos, desde sectores más pequeñas, hasta países donde el número de mujeres es mayor que el de hombres, pero tranquila, no todos los que fluyen en estos ambientes padecen de este síndrome, además existen tantos momentos de la vida en los que puedes gozar de la soltería, y otros, en los que es posible que vivas el amor o alguna relación ocasional.


Además, todas las disidencias sexuales compartimos el mundo por igual y el plan de vida de cada persona no es la misma. Asimismo, la decisión de relacionarte con alguien ya sea de manera ocasional o más formal también depende de ti y ese es tu derecho, lo mismo que para los hombres.

También te puede interesar:

Comer tu placenta, ¿realmente beneficia?

Cáncer de próstata: síntomas que son de alerta

VIBEtv