Comer embutidos es malo para la memoria, según estudio

La demencia puede alterar la memoria, las habilidades lingüísticas, el juicio y la capacidad de toma de decisiones.

15
Embutidos
Foto: Pexels

Un estudio reciente reveló que comer embutidos a diario, aumentaría el riesgo de demencia. Puede que sea necesario revisar la composición de tus cenas o incluso, la frecuencia con la que sueles degustar una buena tabla de embutidos con queso. 

Carnes procesadas de todo tipo cubiertas

Es a la Universidad de Leeds a quien debemos este estudio publicado en marzo de 2021. Los investigadores observaron el consumo de carne procesada de unas 500 mil personas. En las carnes procesadas, por lo tanto, es necesario entender los fiambres, pero también las hamburguesas, las salchichas, el salami y otras lonchas de tocino.

Nadie se salva y el veredicto es salado (como una salchicha): un consumo diario de 25 gramos de fiambres aumenta el riesgo de demencia en un 44%. Las personas que consumen menos de 20 gramos tendrían un 20% menos de posibilidades de tener pérdida de memoria. 

Como recordatorio, la demencia puede alterar la memoria, las habilidades lingüísticas, el juicio y la capacidad de toma de decisiones, conducir a un estado de desorientación y alterar la personalidad. También puede dar lugar a enfermedades que afectan al cerebro, siendo la más común la enfermedad de Alzheimer. Nos la pensamos dos veces antes de querer comer una salchicha y en su lugar optemos por versiones vegetales.

Los embutidos no son vida

Segundo problema, si todavía no te has convencido de tomarte las cosas con calma con ésto, el consumo excesivo también puede dañar nuestra inteligencia. Esta vez, según otros estudios, las proteínas presentes en las carnes procesadas activan demasiado el sistema nervioso, por lo que resulta difícil concentrarse y responder con eficacia a lo que se nos pide.

Por último, damos una tercera capa enseñándote que los fiambres también son responsables del desarrollo de una enfermedad crónica e inflamatoria de los bronquios: la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o mejor conocida como EPOC

El EPOC se caracteriza por esputo, tos crónica y/o dificultad para respirar. Según un estudio, el consumo moderado de carnes frías (al menos una vez a la semana) está asociado con un riesgo 29% mayor de desarrollar la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. En particular por las nitrosaminas que se pueden formar a partir de los nitritos utilizados para conservar y dar color a este tipo de carne.

Desde 2018, el consumo de embutidos también ha sido clasificado como cancerígeno para los humanos por un grupo de expertos de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés). No están tan mal los tomates cherry como aperitivo, ¿no crees?

También te puede interesar:

8 actividades que te ayudarán a mejorar la memoria

VIBEtv