¡Estar enamorado es bueno para el corazón!

Amar es bueno, incluso para la salud.

18
Estar enamorado es bueno para la salud
Foto: Pexels

Estar enamorado es una sensación de júbilo, euforia y emoción que sientes cuando estás en compañía de tu pareja. Parecería que el amor se asemeja, en cierto modo, a la adicción a las drogas, o incluso al trastorno obsesivo compulsivo.

En efecto, durante un experimento realizado en la década de 1960, un investigador descubrió que la proyección de una foto de un ser querido activaba, en su pareja, la parte del cerebro que generalmente se estimula con el consumo de cocaína. Lo que está claro es que preferimos que seas adicto a tu pareja que a las drogas.

 

  • El amor, un calmante para el estrés

Cuando estás enamorado, el cerebro libera una cascada de hormonas. En la parte superior de la lista tenemos la dopamina que genera una sensación de bienestar. Nuestra amiga la oxitocina, que crea el sentimiento de apego. Y por último, el dúo, adrenalina y noradrenalina, responsables de las aceleraciones del ritmo cardíaco. ¡Lleno de hormonas para beneficiar tu cerebro, tu corazón y tu cordura!

  • El sexo, bueno para la salud física

Hacer el amor reduce la tensión y calma las ansiedades. No te enseñamos nada, pero hay otros beneficios que quizás no conozcas. Tener relaciones sexuales tres veces por semana aumentaría la esperanza de vida en 10 años

Si cultivas una vida erótica satisfactoria de acuerdo con tus deseos y necesidades, también puedes reducir el riesgo de diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

En los hombres, los llamados orgasmos regulares pueden reducir en un 30% el riesgo de cáncer de próstata. Y para los menos aficionados al gimnasio, 30 minutos de actividad sexual pueden quemar hasta 200 calorías o una sesión de Pilates. 

 

Enamorado = salud

Ya sea amor, apego o deseo sexual, el afecto te hace mejor. En efecto, el humano busca lo que le hace bien y huye, en lo posible de lo que lo hace mal (lógico a decir verdad). Cuando estás enamorado, todo se idealiza y magnifica. Te sientes capaz de levantar montañas, o incluso dejarlo todo para dar la vuelta al mundo.

Tienes -y esperamos- un sentimiento de avasallamiento y se desarrolla empatía y benevolencia hacia la pareja. Una relación emocional saludable juega un papel importante en la salud física y mental. Todas estas emociones positivas te permiten desarrollar tu generosidad, tu ternura y te dan el gusto por la aventura.

También te puede interesar:

Psicosis posparto: ¿de dónde viene este mal que afecta a las madres?

Anuptafobia: el miedo a la soltería, ¿cómo tratarlo?

VIBEtv