¿Cansado de la gente? Puede que tengas “resaca social”

Para ser un poco más claro, "resaca social" no es un término clínico ni científico.

21
Resaca social
Foto: Pexels

Los introvertidos pueden tener “cruda” después de una sobredosis social. Hablamos del fenómeno de la “resaca introvertida”, es decir, la resaca social. ¿No sabes de lo que estamos hablando? Sigue leyendo para que sepas de qué trata. 

¿Cómo se manifiesta la “resaca social”?

Sí, es posible tener resaca sin beber un sólo trago de alcohol. Este es especialmente el caso de los introvertidos. Para ser un poco más claro, “resaca social” no es un término clínico ni científico. Más bien, describe una emoción y una sensación que experimentan las personas que son activamente sociales cuando están en un entorno lleno de personas, pero demasiado estresados. 

Esta frase proviene de una publicación escrita y publicada por la bloguera y lingüista estadounidense, Shawna Courter, en el sitio web Introvert, Dear. Ella lo definió por síntomas parecidos a los de una resaca ordinaria.

“La resaca del introvertido es algo bastante horrible de experimentar. Comienza con una reacción física de sobreestimulación. Sus oídos pueden sonar, su visión se nubla y siente que va a hiperventilar. Sus palmas pueden volverse sudorosas. Y su mente quiere cerrarse. Lo único que quiere es estar solo en casa, en paz”, detalló. 

Entonces, ya sea que seas introvertido o no, si alguna vez te sentiste con poca energía, irritable, ansioso o incluso agotado físicamente después de pasar tiempo con muchas personas, probablemente hayas sufriendo de una “resaca social”. 

Dicho esto, en los últimos años de covid, nos vimos privados de nuestras relaciones sociales habituales y encerrados en una espiral que provocó a muchos, bastante ansiedad. Así que no sería tan sorprendente si algunos de nosotros se sintieran de esa manera. Otros, de hecho, pueden sentir la necesidad de reducir sus interacciones sociales, por elección propia. 

¿La resaca social, el malestar de los introvertidos?

Sin embargo, mientras que casi todo el mundo puede experimentar este fenómeno bastante inusual, los introvertidos estarían más inclinados a sufrirlo. En efecto, Carl Gustave Jung describe la introversión en su libro “Tipos psicológicos” (1921), como “el desprendimiento de la libido de los objetos del mundo externo y su reflujo hacia el mundo interno del sujeto”

Más simple: para él es la fuente de su energía lo que distingue principalmente a los introvertidos de los extrovertidos. Los introvertidos extraen su energía de sus mundos internos, pensamientos, sentimientos e ideas, mientras que los extrovertidos la extraen de las relaciones sociales externas.

Como resultado, los introvertidos son personas tranquilas por naturaleza y necesitan calma y momentos de soledad para recargar sus baterías. Así, la multiplicación de las interacciones sociales puede provocar resacas bastante frecuentes.

Desafortunadamente, hoy en día ser introvertido está mal visto en la sociedad. De hecho, en 2010, la Asociación Estadounidense de Psiquiatría incluyó casos de personalidades introvertidas en el Manual Diagnóstico y Estadístico (DSM-5) para el diagnóstico de enfermedades mentales.

Recuerda que la introversión no es una enfermedad, ¡todo lo contrario! Las personas introvertidas tienen muchas cualidades como: escuchar, creatividad, fiabilidad, hipersensibilidad y muchas más.

Por esa razón, no te sientas mal por ese amigo o amiga que no suele ir a todas las reuniones, puede ser que necesita estar a solas consigo mismo para recargar energía; y si tú eres introvertido, entonces ya sabes qué es lo que te sucede cada vez que te rodeas de muchas personas. 

También te puede interesar:

¿Cómo perciben los bebés el mundo? ¿Lo hacen como los adultos?

Dismorfofobia: ¿qué esconde este trastorno obsesivo poco conocido?

VIBEtv