12 ideales consejos para combatir el mal aliento

Si crees que tienes halitosis, tu aliento es un problema para ti o simplemente quieres prevenirlo, una buena higiene bucal es fundamental.

49
Consejos para eliminar el mal aliento
Foto: Pexels

¿Sabes qué es la halitosis? Este es el término científico para el fenómeno del mal aliento. ¿Quién no ha tenido ya el reflejo de comprobar su aliento antes de una cita? Al contrario, ¿quién no ha conocido ya a esta persona aquejado de aliento, que nos habla cerca de las fosas nasales? Debido a que el aliento es olfativo, cuando huele mal, el malestar puede ser real para la persona que lo padece. También puede ser un problema social vergonzoso.

Si crees que tienes halitosis, tu aliento es un problema para ti o simplemente quieres prevenirlo, una buena higiene bucal es fundamental. Agrega a eso algunas acciones diarias simples para limitar la ocurrencia. Y si es necesario, algunos remedios naturales. 

¿Cómo tener una buena higiene bucal para prevenir o curar el mal aliento?

Las causas del olor desagradable en la boca pueden variar. En el 70% de los casos, el origen es interno a la boca y será por falta de higiene bucal o por un mal estado de los dientes, encías, lengua o amígdalas. El 30% restante de los casos se relacionan con el estilo de vida en general (dieta, consumo de drogas, etc.).

12 remedios para despedirte del mal aliento

  • Cepíllate los dientes después de cada comida

La base de una buena higiene bucal es el cepillado de dientes, especialmente después de cada comida, sin olvidarnos de los intersticios de los dientes de cualquier residuo de comida. 

  • Cepilla tu lengua

Se supone que la lengua es de color rosa claro. Si es blanquecina es porque está “cargada”. A continuación, será necesario raspar suavemente la superficie para evitar la proliferación de bacterias. Ten cuidado de usar un raspador especial, y no las cerdas de tu cepillo, a riesgo de crear microlesiones en la superficie de tu lengua y acentuar el fenómeno.

  • Uso de enjuague bucal e hilo dental

Enjuagarse la boca regularmente con soluciones antibacterianas puede ser eficaz contra el mal aliento, cuando es el resultado de una dieta rica en alimentos fuertes (ajos, quesos, etc.). Así como el hilo dental, que desaloja suavemente cualquier resto de comida entre tus dientes (provocando la proliferación de bacterias y por tanto el mal olor).

  • Limpieza con un dentista

La limpieza es practicada por un dentista, el objetivo de esta técnica es eliminar el sarro dental. Este último es la placa dental que se ha endurecido con el tiempo. Y se aloja en la base de los dientes, a nivel de las raíces, provocando en ocasiones infecciones e inflamaciones además de sangrados, responsables de malos olores.

¿Qué pasos simples puedes tomar para reducir el mal aliento?

Como preámbulo, recuerda que la saliva es un agente importante en la lucha contra la placa dental. Y que es la placa dental la que es en parte responsable del desarrollo de las bacterias en el origen del mal olor.

  • Bebe agua

Esto primero enjuaga tu boca y evitará los depósitos. También evitará la boca seca que favorece la proliferación de bacterias y el mal aliento. Bebe un vaso de agua después de cada comida y otro antes de acostarte. 

  • Consume mentas y chicles

Además de que esto enmascara temporalmente cualquier mal olor, activa la saliva. Y la saliva es, como te decíamos más arriba, un importante agente antiplaca, el mismo que es el responsable del desarrollo de bacterias y mal olor.

  • Limita tu consumo de alcohol, café y tabaco

No es ningún secreto que este trío es infernal para la salud y el aliento. Si no puedes prescindir de este combo, asegúrate de tener una higiene bucal impecable y beber mucha agua para enjuagarte la boca lo suficiente.

  • Evita saltarte las comidas

Con el estómago vacío, las membranas mucosas se secan porque la producción de saliva es limitada. Sin embargo, como te explicamos en el punto 5, la sequedad de la boca favorece la proliferación de bacterias. 

Los mejores remedios naturales

  • Usa aceites esenciales

Puedes poner una gota en tu cepillo de dientes (cuidado con poner más de una gota). Tienes muchas opciones para elegir, ya que son numerosas. Puedes elegirlo según tu gusto favorito, o según sus propiedades, si lo quieres utilizar también para otro fin.

Entre los mejores, encontrarás: 

> aceite esencial de limón: también recomendado en caso de náuseas, mareos, fatiga digestiva, para aumentar la inmunidad, mejorar las piernas pesadas.

> aceite esencial de árbol de té: también se puede usar localmente en imperfecciones y granos en la cara.

> aceite esencial de lavanda: ayuda a combatir el insomnio y actúa sobre el sistema nervioso para su relajación.

> aceite esencial de menta: útil para calmar las migrañas si las padeces, masajea unas gotas en las sienes con movimientos circulares.

  • Consume carbón de vez en cuando

El carbón vegetal tiene una gran capacidad de absorción. Esto le permite capturar y arreglar ciertos elementos. Tiene muchas propiedades desintoxicantes y antibacterianas. Es simple: diluir una cucharada en un vaso grande de agua para beber, u opta por una pasta de dientes de carbón vegetal

  • Masticar o triturar ingredientes naturales

Algunas culturas tienen la costumbre de masticar plantas aromáticas o especias. Esto tiene el efecto de estimular la producción de saliva, además de enmascarar un olor desagradable relacionado con una dieta rica en ajo, por ejemplo.

Así, según tu preferencia, puedes masticar hojas de perejil (fuerte poder depurativo), albahaca, menta fresca, una ramita de regaliz, un clavo (poder antiséptico y anestésico), un grano de café o anís estrella

  • Enjuague bucal con bicarbonato de sodio y limón

Después de la comida, mezcla una cucharadita de bicarbonato (un agente natural y alcalino capaz de neutralizar los ácidos producidos por la degradación de los restos de comida) en un vaso de agua con el zumo de medio limón. Al mismo tiempo, este dúo depura el hígado y elimina toxinas a la vez que facilita el tránsito intestinal. 

Si aplicas estos consejos y no notas una mejora en el olor de tu aliento, es recomendable que acudas con un profesional que compruebe si no sufres una infección o un problema dental. 

También te puede interesar:

¿Por qué siempre debes quitarte los zapatos cuando llegas a casa?

¿Brote de granos por calor? Te decimos cómo eliminarlos

VIBEtv