¿Cuáles son las etapas del gaslighting en una relación?

El gaslighting es un comportamiento relacional que tiene como propósito que la víctima dude de sí misma y pierda el sentido de la realidad

77
Etapas del gaslighting
Foto: Pexels

Hay relaciones personales en la cuales puede haber conflictos como la manipulación y el gaslighting es una de las que más puede dañar a la víctima, ya que vuelve dependiente y totalmente vulnerable a las personas que lo padecen respecto con los deseos del manipulador.

El gaslighting es un término que se acuñó por la obra de teatro Gas Light (1938). Y cuando se adaptó a la cinematografía se relacionó el título con la historia de un matrimonio, donde el marido, por las noches, bajaba las luces de gas y cuando la esposa notó este cambio se lo comentó, sin embargo, él la convenció de que era algo que solo pasaba en su mente. El resultado fue que ella perdiera confianza en lo que veía y comenzó a creer en todo lo que el marido decía.

La manipulación emocional es una estrategia en la que una de las partes siempre busca beneficios a costa de los demás, incluso si para conseguirlos ve necesario el maltrato psicológico.

Cuando existe manipulación en una relación es difícil de detectar por las diferentes formas en que se lleva a cabo. Por ejemplo, en el gaslighting regularmente el manipulador busca a toda costa mantener vivo el miedo de su víctima a ser abandonada, rechazada, etcétera. Además para lograrlo es un proceso paulatino y que cuenta con diferentes etapas.

El gaslighting es un comportamiento relacional que tiene como propósito que la víctima dude de sí misma y pierda el sentido de la realidad, de su identidad y de su amor propio. Y cabe aclarar que este fenómeno puede darse en una relación de pareja, laboral, familiar, amistosa, entre otras.

Por ello, hoy te presentamos las etapas o fases del gaslighting para que estés bien atenta y puedas identificarlo.

Etapas del gaslighting

1. Consumir a la víctima

Estar siempre a la ofensiva provoca un desgaste de manera constante en la víctima, la cual opta por cambiar su comportamiento para no causar molestias en el victimario. El objetivo es que esta se consuma en un estado de pesimismo y angustia, alimentados por las dudas de su percepción y de sí misma, cultivadas por los efectos del gaslighting.

2. Las mentiras

El manipulador sabe muy bien que está mintiendo y sus opiniones siempre son negativas, las basa en presunciones y acusaciones generalizadas, dejando de lado hechos concretos y verificables.

El comportamiento de este victimario es que miente con gran seguridad para que la duda sea efectiva en su víctima, situación que pone a esta última a la defensiva y, por tanto, a dudar de sus propios pensamientos.

3. Repetir y repetir las mismas mentiras

Con la misma estrategia de Paul Joseph Goebbels, el personaje de la película por la que se acuñó el término gaslighting, repite una y otra vez las mismas mentiras con el propósito de que su víctima al final las crea como verdaderas. 

El fin último es controlar la relación, sosteniendo siempre una posición sutilmente agresiva y ofensiva.

4. Condescendencia

Proyecta en la víctima el pensamiento de que el otro, lejos de ser egoísta, lo que busca es ayudar. Con la condescendencia, la víctima puede llegar a sentir que el manipulador relega sus preferencias para atenderle. “No te preocupes si no puedes; déjame hacerlo a mí”.

5. Codependencia

Esta es la fase en la que más cómodo se siente aquel que juega el papel de gaslighter, haciendo todo lo posible para que el otro se sienta vulnerable. Sabe que cuanto más avance por este camino, más poder tendrá sobre su víctima.

6. Confrontar y desafiar a la víctima

Ocurre cuando la víctima refuta las mentiras de su victimario, no obstante, este negará los argumentos de su contraparte, mantendrá sus mentiras insistiendo en que son verdaderas, la acusará e intensificará sus ataques con el fin de que la verdad de los hechos se mantenga distorsionada. Luego, buscará la manera de hacerla sentir culpable por medio de la confusión y sembrando dudas en su fuero interno.

7. Dominio

La etapa culminante del gaslighter es tener absoluto control y dominio en la relación. Para ello, intensifica su coerción sobre su víctima y la presiona para que se sienta extremadamente insegura y temerosa, invalidándose de tal modo que no puede hacer nada sin “ayuda” del manipulador.

Así que ya sabes, es posible identificar las características de un manipulador y si conoces a uno es momento de alejarte.

También te puede interesar: 

Fitboxing: la disciplina que Sydney Sweeney (estrella de Euphoria) realiza para estar en forma

5 métodos para blanquear y desinfectar las almohadas

 

VIBEtv