¿Cuáles son los tipos de depresión y sus síntomas?

Sufrir depresión es uno de los padecimientos más comunes y silenciosos.

32
Tipos de depresión
Foto: Canva

La depresión es una enfermedad que ha acompañado al ser humano desde hace mucho tiempo; sin embargo, su visibilización e importancia no ha tenido gran potencia, pues muchas veces se minimizan las causas y los síntomas de la enfermedad.

Los conflictos personales, familiares y laborales a los que nos enfrentamos día con día, generan crisis emocionales y en realidad nadie se salva de padecerlos, además de que en ellos se hayan las diferentes maneras de canalizar problemas que muchas veces son escuetas, porque en la vida cotidiana no se pone tal atención para saber sobrellevarlas.

La depresión refiere a una situación grave y prolongada donde un sentimiento de tristeza, miedo e incertidumbre afecta nuestro sistema nervioso, el estado psicológico y físico. No obstante, a pesar de esto en muchos casos es muy silenciosa.

Normalmente esta enfermedad invalida a menudo a gran parte de la población mundial,
al menos un 15% desarrolla un episodio depresivo mayor a lo largo de su vida y de un 6 a un 8% de la población atendida desde la atención primaria cumple con los síntomas de mayor depresión. Cabe destacar que las mujeres son más frecuentes a padecerla, aunque los hombres no están exentos.

En la edad adulta es común que se manifieste más y en un 50 o 60% de los pacientes suelen tener recurrencias posteriores. Aunque las duración del episodio de depresión varía, la mayoría se establece dentro 6 de meses a más de un año.

Es importante reconocer que la depresión se manifiesta de distintas maneras y existen diferentes tratamientos que han resultado eficaces.

7 tipos de depresión

  • Depresión mayor. Se define como la presencia de un ánimo deprimido constante, es decir todos los días. La gente que padece este tipo se muestra con bajo interés para realizar las actividades cotidianas, durante al menos 2 semanas como mínimo. Puede aparecer como un único episodio una vez en la vida o tratarse de episodios repetidos.
  • Depresión menor. Hace referencia a pacientes con síntomas de depresión durante más de 2 semanas, pero que no cumplen criterios estrictos de depresión mayor.
  • Desorden o trastorno distímico. Estado bajo de ánimo permanente, que se mantiene durante al menos 2 años. También la llaman depresión crónica. Es una alteración frecuente y en ocasiones difícil de diferenciar del síndrome depresivo mayor, pudiendo coexistir ambos casos. Los síntomas suelen tener una intensidad menor. Responden satisfactoriamente a los antidepresivos.
  • Depresión reactiva. Se relaciona con una situación específica que la ha detonado en un tiempo previo, normalmente son 3 meses. El paciente manifiesta un malestar mayor del esperable para dicha situación.
  • Depresión en el anciano: Las alteraciones de ánimo que padecen los adultos mayores pueden ser poco expresivas, pero hay síntomas como pérdida de apetito, insomnio, alteraciones de la memoria, pérdida de interés por las cosas, irritabilidad, ansiedad y molestias vagas a varios niveles. Todo ello puede confundirse con el inicio de una demencia, por eso es importante estar alertas.
  • Depresión en la infancia y adolescencia: A veces presentan molestias en diferentes partes del cuerpo, pierden el control de la orina (enuresis), tienen problemas de alimentación, comportamiento irritable y desafiante, alteraciones de la conducta y/o inician el consumo de drogas.
  • Depresión posparto: es un que va más allá de la melancolía o tristeza y aparece después de haber dado a luz. Los cambios de humor repentinos o el hartazgo son síntomas comunes.

Causas de la depresión

Las causas que detonan esta enfermedad son diversas; sin embargo, aquí hay algunas de las más cotidianas:

  • Abusos físicos, psíquicos o sexuales en el pasado.
  • Aislamiento social.
  • Consumo de drogas.
  • Genética.
  • Pérdidas de un ser querido.
  • Rupturas de esquemas sociales o familiares.
  • Avance de edad.
  • Estrés.

Síntomas de la depresión

Los síntomas tienen diferentes variaciones y temporalidades, no obstante aquí te enlistamos algunos:

  • Sensación de tristeza sin sentido aparente.
  • Decaimiento.
  • Indiferencia y apatía sobre el entorno.
  • Irritabilidad.
  • Sensación de no tener fuerzas para enfrentarse a las diversas situaciones de la vida.
  • Modificaciones en los patrones de sueño (se duerme mucho o se duerme muy poco).
  • Modificaciones en la alimentación (se come mucho o muy poco), con cambios subsiguientes en el peso (o se engorda o se adelgaza).
  • Agitación y nerviosismo o, por el contrario, enlentecimiento en todas las acciones.
  • Dificultad para concentrarse y tomar decisiones.
  • Sentimientos de culpabilidad o vergüenza.
  • Pensamientos sobre la muerte.
  • Deterioro del aspecto personal.
  • Lentitud en los movimientos.
  • Cara poco expresiva y triste.
  • Tono bajo de voz.
  • Facilidad para llorar.
  • Insomnio.

Así que ya sabes, la depresión es un padecimiento serio y debe tratarse lo antes posible cuando veas cambios en alguien o sientas síntomas similares que no te dejan avanzar. No dejes de buscar ayuda.

También te puede interesar:

Sororidad ¿cómo ponerla en práctica desde hoy?

3 buenas razones para probar el neotantra (sola o en pareja)

VIBEtv