¿A tu bebé le están saliendo los dientes? Aprende a lidiar con la situación con estos 3 consejos

En la mayoría de los casos, sólo alrededor de los 3 años habrán salido los 20 dientes primarios de tu bebé.

43
Dientes de bebé
Foto: Pexels

¿Tu bebé saliva mucho, muerde todos los objetos que tiene a la mano y se encuentra irritable? Sin lugar a dudas, está experimentando las molestías de la salida de sus primeros dientes; un paso necesario en el desarrollo de tu pequeño o pequeña y que es conocido por ser un momento doloroso tanto para ellos como para las madres. 

La salida de los dientes es bastante impredecible y, si a algunos bebés no les preocupa, a otro les acompaña una serie de dolores y ataques de llanto que se extienden por varios días. 

¿A qué edad salen los primeros dientes?

La respuesta corta es: ¡depende! Las fechas de la erupción varían de un niño a otro. En general, se acepta que los primeros dientes temporales aparecen alrededor de los 6 meses de edad. Sin embargo, a veces algunos bebés nacen con uno o dos dientes (llamados dientes neonatales) mientras que otros no ven llegar su primer diente durante un año.

Esta precocidad o demora no constituye un problema de salud y no debe preocuparte demasiado. En la mayoría de los casos, sólo alrededor de los 3 años habrán salido los 20 dientes primarios de tu bebé, estos famosos dientes de leche que el niño reemplazará gradualmente con dientes permanentes.

¿Cómo aliviar los dolores?

Si tu bebé no se queja en absoluto de sus primeros dientes, considérate afortunada porque para muchos, esta etapa puede llegar a ser un suplicio para el bebé: se le inflaman las encías (pueden aparecer “quistes eruptivos”), está de mal humor, babea abundantemente, duerme mal y llora mucho, etc.

En este caso, tu único pensamiento será aliviar las dolencias de tu hijo y darle un poco de consuelo para facilitar esta difícil transición. Existen varios remedios y consejos para esto, cuya efectividad varía de un caso a otro:

  • Masajear las encías: esta técnica tiene como único objetivo calmar al bebé y aliviarlo del dolor inmediato. Usa un cepillo de dientes para bebés con cerdas muy suaves y páselo suavemente sobre sus encías. También puedes utilizar un paño empapado con agua fría.
  • El anillo de dentición (mordedera): también permite un masaje de las encías inflamadas para un alivio inmediato del dolor. Disponible comercialmente, el anillo de dentición tiene una superficie acanalada que permite que el bebé haga sus necesidades al masticarlo. Se puede refrigerar, lo que añade un efecto adormecedor al masaje, pero no dejes que éste se congele.
  • Gel dental: contiene un anestésico local y un antiséptico, se aplica directamente sobre la encía con el dedo (asegúrate de lavar bien tus manos antes de aplicarlo) y aliviará a su bebé durante unos veinte minutos. Ten cuidado de no exagerar (no más de 6 veces al día). No dudes en pedir consejo a tu médico si crees que el dolor del bebé es anormal y, en general, pide consejo antes de intentar el tratamiento.

¿Cuándo debería considerar llamar a mi médico?

Normalmente, la dentición no requiere precauciones médicas especiales. No obstante, si tu bebé tiene un dolor intenso junto con fiebre, diarrea, vómitos o tos, puede ser un signo de un problema más grave. En este caso, llama inmediatamente a tu pediatra para obtener asesoramiento y apoyo.

  • Nota: recuerda que este artículo no reemplaza la opinión médica.

También te puede interesar:

Regreso a casa con bebé: 6 consejos para madres primerizas

¿Por qué llora mi bebé? Aprende a distinguir sus llantos

VIBEtv