Síndrome postvacacional, mejor conocido como: “no tengo ganas de regresar a la normalidad”

Pese a los días de descanso que has tenido en esta temporada decembrina, tus ánimos y ganas se encuentran por los suelos, ¿por qué?

20
Síndrome postvacacional
Foto: Pexels

Se dice que uno de cada dos personas que tuvieron vacaciones, no descansó lo suficiente durante estos días de descanso. Se ha mostrado que el síndrome postvacacional hace que las personas experimenten estrés con el simple hecho de pensar en regresar a su trabajo. 

Esta falta de entusiasmo, incluso esta ansiedad por volver a las responsabilidades laborales, sería culpa de un síndrome que es definido como “una sensación general de malestar provocada por la incapacidad para adaptarse al trabajo después de las vacaciones”

Se manifiesta por síntomas como: fatiga, falta de concentración, irritabilidad, insomnio, palpitaciones o incluso indiferencia, pero sobre todo una profunda sensación de vacío.

¿Qué es el síndrome postvacacional?

Según los expertos, este síndrome no es una enfermedad como tal, sino un trastorno de adaptación que provoca síntomas similares al estrés, sentimientos de ansiedad y, en el peor de los casos, depresión. Normalmente, aparece cuando, tras un período de descanso, la persona no es capaz de retomar y responder a todas las tareas de su vida diaria o actividad profesional.

¿Cómo se manifiesta?

Según la persona, su entorno, su historia y su situación profesional, el síndrome presentará unos síntomas u otros y de forma más o menos intensa. Algunos de ellos pueden ser:

  • Estrés o ansiedad

El estrés y la ansiedad son dos síntomas muy comunes después de regresar de un largo período de inactividad. Incluso las personas que no tienen este trastorno pueden experimentar estrés cuando regresan a sus tareas diarias. Es importante organizarse bien y, si es posible, volver lentamente a un ritmo normal.

  • Cansado

Es normal que pasados ​​unos días en los que la actividad ha sido muy inferior a la que nuestro cuerpo está acostumbrado a hacer, el cansancio y el agotamiento marquen los primeros días de volver a la rutina. Para superarlos, es importante establecer horarios de sueño que te permitan descansar las horas necesarias.

  • Trastornos del sueño

Si no establecemos estos horarios, es posible que incluso tengamos problemas para dormir. Lo más seguro es que, durante las vacaciones nos vayamos a la cama más tarde, por lo que tenemos que ir retomando el ritmo poco a poco. Lo más recomendable sería que en los últimos días de vacaciones pudiéramos acostarnos y despertarnos a una hora lo más cercana posible a la habitual.

¿Cuánto duran los efectos?

La duración de los síntomas variará según cada persona y sus circunstancias específicas. Por lo general, el cuerpo tarda de dos a tres semanas en volver a su rutina y horarios normales.

Consejos para afrontar la reanudación de la rutina y el síndrome postvacacional

  • Como mencionamos anteriormente, el punto principal es la programación y la prevención. Así, por ejemplo, si nos hemos ido de viaje o nos hemos alojado en una casa o apartamento de vacaciones, es importante no volver al trabajo al día siguiente, sino darnos unos días para volver a organizarnos. 
  • También es recomendable volver a las horas habituales de nuestro ciclo de sueño y practicar una actividad física moderada.

Una vez de vuelta al trabajo, hay que darnos tiempo para adaptarnos y no para embarcarnos en todos los proyectos a la vez, sino para establecer prioridades en función de la importancia para no sobrecargarse y evitar que el estrés florezca. Para ello también es importante que los días previos a irnos de vacaciones dejemos un mínimo de asuntos pendientes.

La relajación y la meditación también pueden ayudarnos a volver a la rutina. Asegúrate de tener tiempo para ti y de realizar actividades que disfrutes para poder relajarte de la vida cotidiana.

También te puede interesar:

6 Ideas para renovar tu clóset de manera práctica y económica

Lista de los conciertos más esperados para el 2022 en México

VIBEtv