Cuando una mascota muere: etapas y tipos de duelo

Cuando una mascota se va, dejamos de tener a un amigo fiel y leal a nuestro lado.

91
Muerte de mascota
Foto: Pexels

Las mascotas como perros y gatos, que se vuelven parte de la familia ya que son convierten en los seres con los que más convivimos la mayor parte del día, los cuidamos, jugamos con ellos y los vemos crecer; tratamos de darles la mejor calidad de vida posible los años que están a nuestro lado, por lo que cuando enferman y fallecen nos sentimos tristes y pasamos una etapa de duelo.

En el estudio publicado por la National Library of Medicine (NLM) Se analizaron a algunas personas que estaban pasando por la muerte de su amigo perruno o gatuno. El 52% de los participantes había perdido de una a tres mascotas por causas naturales, el 60% nunca había perdido una mascota por eutanasia y el 37% había perdido de una a tres mascotas por eutanasia.

El estudio sugiere que muchas personas experimentan un apego significativo a sus mascotas / animales y experimentan características significativas de reacciones de duelo (alrededor del 20%) después de la muerte de una mascota / animal.

Cuando una mascota se va, dejamos de tener a un amigo fiel y leal a nuestro lado, ya que es un integrante más de la familia, el dolor y la tristeza que dejan en sus dueños debe sanar poco a poco. Al igual que cualquier tipo de duelo, se necesita tiempo para superarlo.

Etapas del duelo

Según Elisabeth Kübler-Ross, las estapas del duelo son 5, aunque no todas las personas atraviesan por todas las etapas del duelo de la misma manera o en el mismo orden.

  • Negación: no hemos podido afrontar la perdida y se utiliza la negación como método de defensa ante lo sucedido.
  • Enojo: deja que tus emociones salgan, no puedes evitar sentirte enojado por lo que pasó
  • Negociación: somos consientes de lo que pasó y empezarás a buscar una solución a tu perdida.
  • Resignación: se experimenta tristeza y otros sentimientos por la perdida.
  • Aceptación: asumes que la perdida es algo que no puedes cambiar y comienzas a aceptar que tu amigo no volverá, pero podrás recordarlo toda la vida.

En los últimos años los animales de compañía o mascotas han dejado de ser vistos como simplemente un animal, construimos vínculos afectivos con ellos y aportan beneficios a la salud física y mental de los humanos.

Según estudios de la tanatología, el dolor que siente una persona por la pérdida de su mascota puede ser igual de grande que cuando se pierde a una persona.

Según el portal Psicoactiva dice que la adopción de una mascota, del tipo que sea (canina, felina, reptil, roedor…), implica necesariamente la generación de un vínculo emocional con ella de intensidad variable, en función de las características tanto de la persona como de la propia mascota.

Es decir, generamos un vínculo emocional con nuestras mascotas, sin importar su especie. De hecho, numerosos estudios demuestran que los animales pueden reconocer las emociones de los humanos y que reaccionan a ellas.

Tipos de duelo

Cuando sabemos que nuestra mascota va creciendo y por envejecimiento vemos un deterioro progresivo en su salud hasta el final de su vida, se habla de un duelo anticipado. Aceptamos que a la mascota le queda poco tiempo y eso ayuda a comprender mejor el fin de su vida en este mundo.

El mismo portal recalca que, cuando nuestra mascota pereciera de forma repentina por algún tipo de accidente o suceso totalmente imprevisto, en estos casos, comienza la elaboración del duelo al uso, pero con una intensidad emocional mayor asociada a la sensación de impotencia y de frustración de la situación (de manera similar a cómo sucedería cuando una persona “joven” fallece de forma prematura).

En estos casos, la elaboración del duelo resulta más intensa y difícil para el dueño de la mascota, y requiere que nos preparemos para superar las diferentes fases de adaptación a la pérdida.

¿Qué podemos hacer para ayudar a alguien que está atravesando un duelo por la pérdida de una mascota?

  • No juzgues: No todas las personas viven de la misma manera el duelo, si eres una persona que no es muy apegada a los animales, trata de respetar su dolor y acompáñalo.

El dolor es normal: hazle sentir a la persona que es normal sentirse triste, pues su amigo y compañero dejó este mundo, pero trata de estar cerca para recordarle que su mascota le dio momentos de felicidad y podrá recordarlo por siempre.

  • No reprimir sentimientos: para superar el dolor y sanar se deben sacar todas las emociones, ayúdalo a sentirse acompañado y no le hagas comentarios negativos si no comprendes el dolor de perder a un animal de compañía.
  • Organiza una despedida: al igual que con los seres humanos se puede organizar una despedida para iniciar el proceso del duelo, si lo incineras o lo entierras prepara unas palabras para agradecer todo lo que te dio en vida y sacar tus sentimientos y emociones, puede participar toda la familia.
  • Haz un homenaje: puedes preparar un álbum con sus mejores recuerdos, un cuadro con su cara o plantar un árbol en el lugar en el que lo enterraste.
  • Cuida a los otros: si tienes otras mascotas debes cuidarlos y supervisar su estado de ánimo, pues ellos también pueden deprimirse y sentir su ausencia.
  •  Busca a un profesional: si el dolor de la perdida no permite realizar actividades diarias como trabajar o ir a la escuela, es momento de buscar ayuda psicológica para que lo ayude a sentirse mejor.

También te puede interesar:

5 maneras de calmar a los perritos nerviosos

VIBEtv