Utilizan IA para desarrollar inodoros inteligentes; podrán detectar problemas de salud

Una de las intenciones es que sean capaces de ayudar con el manejo de enfermedades gastrointestinales.

73
Inodoro inteligente
Foto: Unsplash

Según la investigación, una herramienta de inteligencia artificial (IA) que está desarrollando la Universidad de Duke, en California se puede agregar a los inodoros estándar para ayudar a analizar las heces de los pacientes y proporcionar a los gastroenterólogos la información que necesitan para brindar el tratamiento adecuado.

eee

Esta nueva tecnología podría ser de gran ayuda para controlar problemas gastrointestinales crónicos como la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) y el síndrome del intestino irritable (SII).

“Por lo general, los gastroenterólogos tienen que confiar en la información que el paciente reporta sobre sus heces para ayudar a determinar la causa de sus problemas de salud gastrointestinal, que pueden ser muy poco confiables”, detalló una de las autoras de la investigación, Deborah Fisher.

Agregó que los pacientes a menudo no pueden recordar cómo se ven sus heces o con qué frecuencia tienen evacuación intestinal, que es parte del proceso de monitoreo estándar. La tecnología Smart Toilet les permitirá recolectar la información necesaria para hacer una evacuación más precisa y un diagnóstico oportuno de problemas gastrointestinales crónicos.

Esta tecnología se puede adaptar a las tuberías de los inodoros existentes. Una vez que una persona defeca y descarga, el inodoro tomará una fotografía de las heces en la tubería.

Los datos recolectados lograrán que los especialistas comprendan de mejor manera, la forma de las heces del paciente. Es decir, blandas, normales o estreñidas, como también la presencia de sangre. Esto les dejará darle un diagnóstico a la persona y otorgar un tratamiento que se adapte a su condición.

Para hacer la herramienta de análisis de imágenes con IA para inodoros inteligentes, los investigadores analizaron 3 mil 328 imágenes fecales únicas encontradas en línea o proporcionadas por los participantes de la investigación.

Todas las fotos tuvieron que ser revisadas y anotadas por gastroenterólogos según la Escala de heces de Bristol, que es una herramienta clínica común para la clasificación de los deshechos humanos.

Los investigadores utilizaron un método de red neuronal convolucional computacionalmente eficiente, que es un algoritmo de aprendizaje profundo que puede analizar imágenes. Los investigadores encontraron que el algoritmo clasificaba con precisión la forma de las heces en el 85.1% del tiempo. La tasa de precisión de detección de sangre original fue del 76.3%.

“Somos optimistas sobre la voluntad del paciente de utilizar esta tecnología porque es algo que se puede instalar en las tuberías de su inodoro y no requiere que el paciente haga nada más que tirar de la cadena”, contó la investigadora principal del estudio, Sonia Grego.

Detalló que un brote de EEI podría diagnosticarse utilizando el inodoro inteligente y la respuesta del paciente al tratamiento podría monitorearse con la misma tecnología. Esto, sin duda, podría ser especialmente útil para los pacientes que viven en centros de atención a largo plazo que no pueden informar sobre sus afecciones. Y podría ayudar a mejorar el diagnóstico inicial en enfermedades agudas.

También te puede interesar:

Pfizer inicia ensayo clínico de pastilla contra Covid-19

¿El calor extremo puede afectar el comportamiento de las personas?

VIBEtv