7 consejos para eliminar el sarro de los dientes de forma natural

Recuerda seguir cada uno de los consejos a la par de tus visitas frecuentes con el dentista.

116
Dientes sin sarro
Foto: Pexels

El sarro que se acumula en los dientes no sólo es antiestético, también puede causar serios problemas dentales. Por eso, además de tus visitas con el dentista, queremos presentarte algunas soluciones para combatir el sarro a diario. Ten cuidado, porque algunas no deben aplicarse repetidamente, de lo contrario podrían hacer más daño que bien al esmalte dental.

¿Cuáles son las principales causas del sarro?

La comida suele ser la causa de la aparición de placas de sarro:

eee
  • Evita consumir alimentos grasos, azucarados o ácidos que actúan directamente sobre la formación de sarro. Consume frutas y verduras más saludables para la higiene bucal.
  • Se puede culpar al café, al cigarro y al té negro por la aparición del sarro porque hacen que las bacterias entren en la boca.
  • Lavarse los dientes y las encías ayuda a prevenir el sarro y a mantener y equilibrar la flora bucal. No abuses de productos que puedan deteriorarlos, pero cepíllate regularmente con pastas dentales adecuadas.

Si a pesar de esto el sarro en tus dientes aún sigue, puedes aplicar nuestros siguientes tips para despedirte completamente de esta acumulación.

7 consejos para eliminar el sarro de los dientes

Cáscaras de nueces

Prepara una decocción a base de cáscaras de nueces y agua. Toma 50 gramos de cáscaras de nueces y hiérvalas en una cacerola llena de agua. Después de 10 minutos, puedes dejar que esta mezcla se enfríe hasta que esté lo suficientemente fría como para empapar el cepillo de dientes. Déjalo en remojo en este líquido por un tiempo y cepilla tus dientes por 5 minutos. Puedes renovar este tratamiento después de cada comida.

Vinagre de sida de manzana

Puedes usar vinagre de sidra de manzana para eliminar el sarro dental, pero debe ceñirse a un uso limitado, de lo contrario el esmalte dental se volverá quebradizo. Una vez a la semana, haz gárgaras con vinagre de sidra de manzana, luego, después de escupir el vinagre, cepíllate los dientes. Escupe lo que quede en la boca y enjuaga bien con agua limpia.

Bicarbonato de sodio

Puedes mezclarlo con sal o limón, el bicarbonato de sodio es una excelente manera de combatir el sarro o prevenirlo. Lo primero es hacer una pasta con bicarbonato de sodio y jugo de limón o con sal y agua. Luego puedes usar esta preparación con un cepillo de dientes suave. No es necesario frotar con fuerza, ya que puede irritar las encías. Ten en cuenta que este tratamiento no debe realizarse con demasiada frecuencia, ya que podría terminar dañando el esmalte de sus dientes.

Absenta

Esta receta consiste en utilizar hojas de ajenjo y vino fermentado. Para prepararlo, debes mezclar 4 cucharadas de hojas con 5 ml de vino, luego dejar reposar el líquido resultante durante 2 o 3 horas antes de colarlo. Puedes cepillarte los dientes con eso, teniendo cuidado de no tragar nada y enjuagarte bien la boca después del cepillado.

Semillas de tilo y girasol

Para hacer esta receta se debe de mezclar semillas de girasol y tilo en la misma cantidad en un litro de agua. Esta se recomienda comenzar con 5 cucharaditas de cada uno para obtener una buena dosis.

Pon todo en una cacerola a fuego lento y cocina todo durante media hora. Espera a que esta solución se enfríe y fíltrala para recoger el jugo. Puedes cepillarte los dientes con esta preparación casera durante 2 o 3 días, siempre que la guardes en el frigorífico.

Carbón

Con su apariencia negra, esconde bien su juego, porque es un ingrediente precioso para cuidar tu boca. También hay pastas dentales que lo contienen. También puedes comprarlo en un herbolario en forma de polvo y usarlo directamente en el cepillo de dientes. No temas por ellos quedarán mucho más blancos después de frotarlos con carbón.

Cáscaras de naranja

Contienen limoneno y esta sustancia tiene la particularidad de actuar sobre el sarro y ayudar a su eliminación. Preferiblemente usa naranjas orgánicas y frota tus dientes con el lado blanco de la piel. También puedes hacer una especie de pasta reduciendo el blanco de la cáscara de naranja en pequeños trozos que mezclas con un poco de agua.

Las naranjas son ricas en vitamina C y tienen acciones antimicrobianas que te ayudarán a deshacerte del sarro y fortalecer tus dientes.

También te puede interesar:

Receta de alambre de jamón: el platillo perfecto para fin de mes

VIBEtv