Síndrome inflamatorio multisistémico, el posible nuevo efecto de las vacunas COVID-19

La agencia reguladora también investiga un caso de tromboembolismo venoso en una persona vacunada con Janssen.

235
Vacuna contra COVID-19
Foto: EFE

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) anunció este viernes que evalúa como otra posible secuela de las vacunas contra COVID-19 la aparición del síndrome inflamatorio multisistémico.

El síndrome inflamatorio multisistémico es una dolencia inflamatoria grave que afecta varias partes del cuerpo y provoca cansancio, fiebre intensa persistente, vómito, dolor de estómago, cabeza y pecho, así como dificultades para respirar.

eee

De acuerdo con la agencia EFE, la investigación de la EMA sobre este síndrome inició luego de que se reportó un caso en un joven de 17 años, en Dinamarca, quien presentó esta afectación días después de vacunarse con Pfizer/BioNTech.

Aunque el joven se recuperó, el caso genera dudas en la EMA pues la incidencia del síndrome inflamatorio multisistémico estimada en cinco países europeos es de dos a seis casos por cada 100 mil niños y adolescentes menores de 20 años, y dos casos por cada 100 mil en adultos mayores de este rango.

Por ahora, y mientras no se encuentre un vínculo directo entre las vacunas de COVID-19 y el síndrome inflamatorio multisistémico, “no hay cambios en las recomendaciones actuales de la UE para el uso de vacunas de COVID-19”.

Investigan tromboembolismo venenoso

Además del síndrome inflamatorio multisistémico, la EMA también investiga casos de tromboembolismo venoso -coágulos de sangre en las venas- como posible efecto secundario de la vacuna de Janssen.

Lo anterior, luego de varios casos que reportaron tromboembolismo venoso, el cual difiere de la trombosis con trombocitopenia -coágulos de sangre con plaquetas bajas de sagre- detectado en personas vacunadas con Johnson & Johnson.

“El tromboembolismo venoso se incluyó en el plan de gestión de riesgos de la vacuna de Janssen como un problema de seguridad a investigar, basado en una mayor proporción de casos observados dentro del grupo vacunado frente al grupo placebo en los primeros estudios clínicos utilizados para autorizar esta vacuna”, señala la EMA.

También te puede interesar:

Fracasan pruebas de Johnson & Johnson para crear vacuna contra VIH

Enfermedades mentales aumentaron durante la crisis sanitaria: IMSS

VIBEtv