¿Dormir sin pijama? 5 beneficios de irte a descansar sin ninguna prenda

Aunque no lo parezca, dormir sin ropa puede tener muchos beneficios.

67
Dormir sin pijama
Foto: Unsplash

Un estudio mostró que dormir sin pijama (ni ropa interior) promueve sentimientos de felicidad, reduce la ansiedad, baja la presión arterial y estimula el sistema inmunológico. De hecho, dormir sin ropa da una sensación de absoluta libertad: nada entorpece los movimientos del cuerpo ni lo comprime durante la noche.

Según un estudio internacional de The American National Foundation for Sleeping, la razón por la que algunas personas tienen una buena vida amorosa es porque no usan pijamas mientras duermen.

eee

De hecho, la desnudez en la cama refuerza la intimidad con la pareja, la proximidad de la piel promueve una sensación de felicidad y plenitud. De ahí la disminución de la presión arterial, la disminución de la ansiedad, etc.

Aparte de estos beneficios de “salud”, la calidad de la relación romántica (intimidad y sexo) mejora y el sueño es de mucha mejor calidad. Además, el mismo estudio mostró que cuando la temperatura corporal desciende naturalmente, el sueño es más profundo.

Dormir sin pijama brinda descansos más profundos y de calidad

Durante el sueño, la temperatura corporal es más baja, lo que contribuye a un sueño más profundo. Además, los genitales agradecen no tener ninguna tela porque esto reduce el riesgo de proliferación bacteriana (bacterias como la humedad y el calor), la vagina es menos húmeda y por lo tanto menos expuesta a infecciones y los testículos pueden preservar mejor la calidad del esperma.

Tu piel también te lo agradecerá, porque se sentirá liberada y respirará mejor. Un factor importante que reduce significativamente el riesgo de contraer enfermedades de la piel. De hecho, durante todo el día, la piel queda atrapada y comprimida en ropa y zapatos más o menos ajustados que le impiden respirar.

Resultado: la piel transpira y los residuos químicos (detergente, suavizante, jabones, etc.) pueden penetrar por los poros.

5 beneficios de dormir sin pijama

Mejora la comodidad

Si no estás acostumbrada a dormir sin ropa, la idea puede preocuparte al principio, pero la comodidad que sientes tan pronto como te vayas a dormir te hará olvidar rápidamente el usarla. Incluso ahorrarás, ya que con el tiempo descubrirás que es mejor dormir así, pero lo más importante es que te liberarás de la ropa interior demasiado ajustada, lo que promoverá una sensación de bienestar y relajación mientras duermes.

Mejor sueño

Durante la noche, nuestro sueño puede verse perturbado por la ropa atascada en una zona del cuerpo, la ropa torcida que ejerce presión, etc. Pequeños detalles que alteran la calidad del sueño y al despertar tendrás la sensación de haber tenido una pesadilla. Mientras que si duermes desnuda, te sentirás más libre y estos pequeños inconvenientes no repercutirán en tu sueño. Dormir sin pijama, proporciona un sueño más profundo.

Mejora la calidad de la piel

Dormir sin ropa permitirá que tu cuerpo aproveche mejor el aire fresco. Lo mismo ocurre con los genitales, axilas, pies, etc. Estas zonas respiran muy poco debido a las capas de ropa que envuelven el cuerpo. Ayuda a prevenir el riesgo de infecciones cutáneas como el pie de atleta, provocadas por el exceso de humedad en la piel.

Regula los niveles de cortisol

Cuando se duerme como “Dios te trajo al mundo”, mantendrás la temperatura del cuerpo en un nivel óptimo para promover la producción de cortisol. El cortisol es secretado por las glándulas de la corteza suprarrenal. Su función es regular el organismo y el metabolismo de los alimentos (carbohidratos, lípidos, proteínas).

Si duermes con demasiada ropa puesta, en una habitación sobrecalentada, el nivel de cortisol tiende a permanecer alto, incluso al despertar, y provoca sentimientos de ansiedad, hambre incontrolada, aumento de peso, etc.

Producción de melatonina

Dormir sin pijama permite una noche en condiciones de temperaturas óptimas (por debajo de 21 ° C) para permitir que el organismo regule el nivel de melatonina (hormona del sueño) y hormona del crecimiento. Estas hormonas son esenciales para prevenir el envejecimiento y mantener una buena salud.

También te puede interesar:

¿Cada cuánto hay que cambiar y limpiar las sábanas de tu cama?

3 libros para empezar tu club de lectura feminista

VIBEtv