María Montessori, la pedagoga que innovó la educación de las infancias

Montessori fue la primera mujer médica en Italia, y estudió, además, filosofía, psicología, educación y antropología.

123
María Montessori, la pedagoga que innovó la educación de las infancias
Foto: Twitter/ @InstMujeres

Un día como hoy pero de 1870 nació María Montessori, quien ha destacado hasta la actualidad debido a sus estudios científicos en pedagogía, que derivaron en la creación de un método de educación que lleva su apellido.

Montessori, quien además fue la primera mujer en practicar la medicina en su país de origen, Italia, también estudió filosofía, psicología, educación y antropología, luego de ser designada directora de una clínica psiquiátrica que se dedicaba al cuidado de niños con deficiencias mentales, lo que motivó su interés por esta área.

eee

El enfoque científico que implementó con lo menores, basado en la observación y experimentación, derivó en que en dos años, ocho niños del instituto en que laboraba lograron aprobar un examen de aptitud de lectura y escritura que se realizaba en escuelas comunes.

En 1907, la pedagoga tuvo la oportunidad de implementar sus ideas sobre la educación cuando formó una guardería con menores de entre dos y seis años en un barrio de escasos recursos en Roma.

Con base en sus observaciones en el aprendizaje de los estudiantes, Montessori desarrolló nuevos materiales para sus prácticas, tras lo que los pequeños comenzaron a leer y escribir sin la intervención directa de adultos.

Este cambio no solo se quedó en el ámbito escolar, pues los menores trasladaron el comportamiento a sus hogares, en donde buscaban replicar un ambiente ordenado y limpio que tenían en la guardería.

El Método Montessori, explica la Fundación Argentina María Montessori se caracteriza por brindar a los menores un ambiente ordenado, estético, simple y real, y en donde cada elemento tiene una función en el desarrollo de los niños.

Esta práctica, con la que se han creado escuelas alrededor del mundo, promueve de manera natural la socialización, el respeto y la solidaridad.

Asimismo, da a los niños la oportunidad de elegir libremente un trabajo con materiales concretos diseñados científicamente que les brindan la oportunidad de explorar el mundo y de desarrollar actividades cognitivas básicas.

Mientras el infante puede actuar y pensar por sí mismo, el adulto tiene la función de ser un guía y observador, de estimular y apoyar al niño, así como de contribuir a su confianza en sí mismo y su disciplina.

Con información de Fundación Argentina María Montessori 

También te puede interesar:

Recuerdan a la princesa Diana a 24 años de su muerte 

Vacuna Abdala: ¿cuál es la eficacia de la vacuna cubana avalada en México? 

VIBEtv