Todo lo que debes saber sobre el sangrado libre

Esta práctica hace de lado los productos de gestión menstrual como las toallas, tampones o la copa.

154
Todo lo que debes saber sobre el sangrado libre
Foto: Pexels

La menstruación es un tema rodeado de tantos tabús, que en torno a este proceso natural también existe mucho desconocimiento, incluso para las personas que menstruamos, pues a veces nos quedamos con lo que alguien nos contó, con lo básico que nos pudieron enseñar en la escuela o en casa, y lo mantenemos, sin explorar más opciones o ahondar en nuestro propio cuerpo, y en distintas formas de vislumbrar este momento.

Un modo de experimentar la menstruación es a través del sangrado libre, que tiene dos formas de llevarse a cabo, una de ellas es dejar que la sangre fluya sin utilizar ningún producto de gestión menstrual, sobre todo cuando el flujo es moderado, y dejar de dar importancia a las manchas que pueden aparecer en la ropa, tomándolo como lo que es, un proceso normal que no tiene porque esconderse.

eee

También existe otro modo de practicar el sangrado libre, que tiene en común con el anterior el hecho de no usar toallas, tampones o copa, y comenzar a escuchar, sentir e identificar lo que nuestro cuerpo nos quiere decir, para de ese modo identificar la señal de  que la sangre será evacuada, y entonces acudir a un sanitario o algún sitio en específico para dejarla fluir.

Se trata, explica Opcions impulsem el consum consciente, de ser conscientes de la señal que llega al cerebro para avisar que se tiene ganas de evacuar el sangrado, algo así como lo que se siente con las ganas de orinar.

Apunta que no se trata tanto de controlar el sangrado, aunque se puede hacer por algunos minutos, menos que con la orina, pero se puede, sino de comenzar a observar cómo ocurre nuestra menstruación, que sensaciones aparecen en el vientre bajo, en el útero y en la vagina cuando la sangre se evacua.

De ese modo, podrás advertir en qué momento ocurrirá, y con la práctica será algo tan natural que no se tratará de centrarse completamente en esa situación, sino de tenerla presente, de conectar con ella y de saber cuando se tienen ganas de evacuar la sangre.

De esta práctica en realidad no se habla mucho, pues se nos ha hecho creer que la sangre brota como una fuente y que es necesario utilizar algún producto para contenerla, o que se debe esconder, se debe mantener como algo que no está pasando.

Si deseas intentarlo y vivir de otra manera tu menstruación puedes comenzar haciéndolo en un espacio en el que te sientas cómoda, como en casa, no dándole importancia al hecho de que aparezcan manchas o que en los primeros intentos no identifiques el momento de evacuación, y mejorando conforme más conozcas a tu cuerpo, para posteriormente poderlo hacer en diversos espacios de tu cotidianidad.

También te puede interesar:

¿Cómo puede afectar la vacuna contra COVID-19 tu menstruación? 

Emilia Clarke presenta cómic con madre soltera cuya menstruación le da poderes 

VIBEtv