OMS reporta descenso casos después de dos meses de aumento

Después del avance de la variante Delta, se reportó un ligero descenso.

88
Contagios en Argentina
Foto: EFE

Después de dos meses de crecimiento, el número de infecciones por COVID-19 en el mundo parece haberse estabilizado, alcanzando lo que los técnicos llaman una “meseta”. Así lo ha anunciado la Organización Mundial de la Salud (OMS) este miércoles.

Se reportaron más de 4.5 millones de nuevos casos y 68 mil muertes globales la semana pasada, un ligero aumento en comparación con los más de 4.4 millones de casos y 66 mil muertes reportadas en los siete días anteriores.

eee

No ha sido desde mediados de junio que se ha producido tal situación. Según la OMS, ya se había comunicado una meseta previa de infecciones en el mundo en mayo, luego a partir de junio, gracias a la mayor circulación de la variante Delta que es más transmisible, la curva epidemiológica había comenzado a subir en casi todas partes, antes de registrar una nueva tendencia a la baja.

El país que registró el mayor número de contagios la semana pasada sigue siendo Estados Unidos, con 1.02 millones de nuevos casos, un 15% más que la semana anterior, seguido de Irán, India, Reino Unido y Brasil.

A nivel continental, el Pacífico Occidental y las Américas registraron el mayor aumento de casos la semana pasada, con un 20% y un 8% respectivamente. Según la OMS, el sudeste asiático y el Mediterráneo oriental informaron una disminución de las infecciones.

Lo preocupante sobre todo es la situación que se está dando en Australia, luchando con una circulación significativa de la variante Delta: en los últimos 7 días el número de casos diarios en el país ha alcanzado repetidamente nuevos máximos, superando el récord anterior de agosto del año pasado.

Las infecciones también están aumentando en Nueva Zelanda, a pesar de que el país impuso un bloqueo a nivel nacional después de confirmar un sólo caso de coronavirus transmitido localmente la semana pasada.

Chris Hipkins, ministro de Nueva Zelanda a cargo de la gestión de la emergencia del coronavirus, dijo que la mutación del virus identificada por primera vez en India en los últimos meses “hace que todas nuestras protecciones existentes parezcan menos adecuadas y sólidas. Como resultado, estamos examinando los próximos pasos”.

También en su informe semanal, la OMS destacó que la aparición de preocupantes nuevas variantes del virus de SARS-CoV-2, incluida la variante Delta, destacó la necesidad de agilizar las campañas de vacunación, así como la importancia de mantener las medidas sociales que a estas alturas todo el mundo conoce como: el uso de cubrebocas y la sana distancia.

Los expertos también citaron un estudio británico que muestra que un retraso en el levantamiento de estas restricciones ha logrado reducir el pico de admisiones diarias en casi tres veces, según con el medio Salud Diario.

“El relajamiento de las medidas de salud pública y social deberían ser equilibradas cuidadosa y cautamente contra los niveles de vacunación y la circulación de las variantes preocupantes”, recalcó la OMS.

También te puede interesar:

¿Poner boca abajo a pacientes graves de COVID-19 reduce riesgo de muerte?

Confirman nuevo caso de peste bubónica en Nuevo México

VIBEtv