Afectaciones a la salud mental en la primera infancia puede agravarse al crecer: UNAM

El aislamiento pueden agravar problemas de ansiedad y depresión.

109
Niño con depresión
Foto: Pexels

Las afectaciones a la salud mental durante la edad preescolar pueden derivar en secuelas mucho más graves al crecer como ansiedad o depresión, de acuerdo con María Teresa Monjarás Rodríguez de la Facultad de Psicología de la UNAM.

Durante la conferencia “Salud mental en preescolares durante la pandemia”, la especialista advirtió que durante la pandemia se ha reportado un incremento en los rasgos explosivos en menores de edad preescolar.

eee

Según una encuesta realizada en línea en 2020 y 2021 a padres de familia de 281 niños preescolares (de tres a seis años), se observaron “puntuaciones por arriba de la media en temas como ansiedad, depresión, aislamiento y problemas de atención”.

Mojarás Rodríguez señala que el principal problema radica en cómo aprenden los niños a lidiar con la frustración que genera el encierro y pandemia de COVID-19, aprendizaje que se da en una etapa clave para su salud mental y en un momento histórico que no pueden “practicar sus habilidades que se encuentran en desarrollo”.

Por ejemplo, indicó la especialista, los niños en etapa preescolar están atravesando por una etapa egocéntrica donde lo más importante son ellos y, al no tener contacto con otros, se les dificulta generar empatía.

Otro factor a considerar en el aumento de problemas de salud mental en los niños es la forma en la que aprenden de sus padres cómo enfrentarse a la frustración, pues se convierten en sus primeros modelos de conducta.

“Es necesario monitorearnos como padres, es decir cómo estamos reaccionando ante esta situación de pandemia y de encierro, la forma en que respondo será la misma en que nuestros hijos lo harán ante situaciones adversas, por lo que esta es una oportunidad para modelar a nuestros hijos con estrategias de afrontamiento más funcionales y adaptativas”, declaró Monjarás Rodríguez.

Por ello, la especialista de la UNAM aboga por prácticas de crianza positiva que ayuden a “disminuir problemas internalizados y externalizados en preescolares”, así como solicitar apoyo de psicoterapia infantil en caso de detectar cambios de conducta repentinos o ante la pérdida de alguna figura familiar importante.

También te puede interesar:

Ricky Martin desarrolla tecnología para combatir la ansiedad

La aspirina podría servir como tratamiento contra el cáncer de mama

VIBEtv