La aspirina podría servir como tratamiento contra el cáncer de mama

Las pruebas las está llevando a cabo un equipo de Manchester para ver si se puede replicar en humanos los resultados alentadores que han tenido en los animales.

83
Aspirina
Foto: Pexels

“No hay cáncer fácil”, dice Beth Bramall, pero asegura que el de mama triple negativo es en particular agotador. En 2019, la británica fue diagnosticada con este tipo de cáncer y le dijeron que había pocas líneas de tratamiento para el tipo de enfermedad a la que se estaba enfrentando, y las que existen son largas y debilitantes.

“Me derrumbó, con efectos secundarios de pérdida de cabello, náuseas, dolor articular y muscular, diarrea y estreñimiento, ardor en palmas y pies, migrañas, sudores nocturnos y fatiga como nunca había conocido”, detalló la originaria de Hampshire, al sur de Inglaterra.

Sin embargo, tuvo la suerte de haber tenido una respuesta patológica completa al tratamiento, ya que tiene más de dos años de tratamiento y exploraciones por delante.

eee

Casos como este forman parte de una investigación realizada por científicos en Reino Unido, quienes se encuentran estudiando el impacto positivo que puede tener un medicamento para este tipo de cáncer, el cual se trata de la aspirina.

Las pruebas las está llevando a cabo un equipo de Manchester para ver si se puede replicar en humanos los resultados alentadores que han tenido en los animales. No obstante, hay una pregunta que cualquiera se preguntaría: ¿por qué una pastilla que ayuda para los dolores de cabeza puede funcionar en el tratamiento contra el cáncer?

Aspirina: la píldora antiinflamatoria

Una forma en la que la aspirina podría ser de ayuda en el tratamiento del cáncer de mama agresivo (triple negativo) es lograr que los tumores complicados respondan mejor al medicamento utilizado para erradicar el cáncer, de acuerdo con los expertos.

Según la BBC, se sospecha que las propiedades antiinflamatorias del fármaco, más el efecto analgésico, es lo que podría influir positivamente para combatir el cáncer de mama triple negativo.

Pese a que los resultados podrían ser favorecedores, es demasiado pronto recomendarles a las personas que comiencen a tomarlas, pues aún se requiere de más investigación para tener una respuesta concreta.

En Reino Unido se realizarán pruebas con algunas pacientes, administrándoles aspirina y avelumab, un tratamiento de inmunoterapia, antes de realizarles la cirugía y comenzar con las quimioterapias.

“Esperamos que nuestro ensayo demuestre que, cuando se combina con inmunoterapia, la aspirina puede mejorar sus efectos y, en última instancia, puede proporcionar una nueva forma segura de tratar el cáncer de mama”, comentó Anne Armstrong, doctora y directora de la prueba.

También te puede interesar:

Proteína Spike, la “puerta” que se abre para la infección de COVID-19

Con ocupación hospitalaria del 71%, CDMX mantendrá semáforo naranja

VIBEtv